/ Búsqueda / El argentino Daniel Hadad empieza a gestionar dos radios de Colonia aunque todavía no cuenta con el permiso que exige la ley

El argentino Daniel Hadad empieza a gestionar dos radios de Colonia aunque todavía no cuenta con el permiso que exige la ley

El empresario argentino Daniel Hadad se puso al frente de dos radios uruguayas: Radio Colonia AM 550 y FM Mágica 93.5. Comenzó un proceso de reestructura con despidos de funcionarios y cambios en la programación. Si bien Hadad ya concretó la compra de la empresa a sus antiguos propietarios, los herederos del fallecido empresario argentino Gustavo “Andy” Deutsch, todavía no es el dueño oficial, ya que para que una emisora cambie de titularidad es necesaria la autorización del Poder Ejecutivo.

El mediodía del sábado 28 de febrero Hadad se presentó ante los funcionarios de la emisora. El encuentro se realizó en los jardines de los estudios de la radio, en Rivadavia 383, en Colonia. Ese día, el ejecutivo conoció por primera vez las instalaciones de las radios, que funcionan en el mismo edificio y comparten el mismo personal, contaron a Búsqueda fuentes vinculadas a la empresa.

Sin embargo, algunos días atrás el empresario ya había enviado la orden de levantar varios programas de producción nacional. Dos de ellos eran “Protagonistas”, conducido por el periodista Willy Artús en FM Mágica, y “Buenos días Colonia”, bajo la dirección de Carlos Serebrinsky, que también tenía participación en Radio Colonia y dirigía dos programas más, informó el 1º de marzo el semanario departamental “El Eco”. La publicación señaló que el empresario había mandado a los locutores locales transmitir la hora de Argentina, una decisión que revirtió una vez que leyó la nota de prensa de “El Eco”, dijeron a Búsqueda fuentes vinculadas al semanario.

Cuando les manifestaron a los dos comunicadores que sus programas, que eran espacios contratados, serían levantados, el gerente de la empresa, Carlos Leguizamón, les dijo que había sido “una decisión que vino desde Buenos Aires”, relataron fuentes implicadas. De hecho, agregaron, el ejecutivo ofreció a uno de los periodistas despedidos firmar un documento en el cual rechazaban emprender acciones contra la radio, pero éste se negó.

Al ser consultado por Búsqueda acerca de los cambios efectuados en la programación, Leguizamón no mencionó los despidos realizados y optó por no hacer declaraciones al respecto. Dijo que el encargado de hablar sobre los temas de la radio era Hadad.

En los registros de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec), Leguizamón figura como uno de los presidentes de la sociedad anónima K-Love, que es la propietaria de FM Mágica, la cual funciona en el segundo piso del edificio donde está ubicada Radio Colonia. Freddys Cabrera, locutor de los boletines informativos de Radio Colonia, aparece como otro de los presidentes de la sociedad anónima. Los titulares de Radio Colonia son Jacinto Macri y Yuhber Silva Reyes, dos ejecutivos de los supermercados Ta Ta, quienes han sido señalados como los testaferros del dueño anterior. En los hechos, ninguna de estas personas fueron o son las que toman las decisiones de la radio.

Ursec analiza. El artículo 109 de la ley 19.307, aprobada en diciembre del año pasado, establece que: “A efectos de transferir, ceder, vender, donar o realizar cualquier otro negocio jurídico que implique, directa o indirectamente, un cambio total o parcial en la titularidad de las autorizaciones o licencias, se requerirá aprobación del Poder Ejecutivo, previo informe del Consejo de Comunicación Audiovisual”.

Como este último organismo todavía no fue creado, la Ursec es la que asume esa potestad. El empresario ya realizó ante el organismo regulador el pedido para que se le otorgue la titularidad de la radio. Hace algunas semanas, la Ursec realizó una inspección en las instalaciones de la emisora para hacer un diagnóstico de la situación. “Aún no hemos avanzado en el tema, se están haciendo estudios, pero todavía no tenemos un informe de los servicios que nos permita tomar decisiones”, comentó a Búsqueda su presidente, Gabriel Lombide, y agregó que la posibilidad de hacer efectivo el traspaso es, por el momento, “información reservada”.

La ley que regula a los medios de comunicación sostiene que “la realización de una transferencia sin la correspondiente y previa resolución favorable provocará la nulidad absoluta de aquella, sin perjuicio de la aplicación de las sanciones que correspondieren”. Y añade: “La comprobación de la realización de cualquier acto que permita que directa o indirectamente la operación, el funcionamiento o la administración del servicio de comunicación audiovisual estén a cargo de persona no autorizada habilitará la revocación de la autorización o licencia otorgada para prestar el servicio”.

Esta situación es anterior a las operaciones realizadas por Hadad. Cuando la radio era gestionada por Deutsch, éste tampoco figuraba como dueño de las emisoras. De hecho, la venta de la empresa la realizaron sus herederos luego de que el ejecutivo argentino muriera en un accidente de avión. El monto de la operación fue estimado entre U$S 3 y 5 millones, y en la operación también estuvo implicado el diputado argentino Francisco de Narváez, según una nota del 13 de febrero del diario argentino “La Nación”.

El contenido de la página web de la radio fue levantado y allí solo se puede ver el logo de la empresa y dos teléfonos de contacto. Uno de esos números corresponde al portal de noticias Infobae, cuyo dueño es Hadad.

Si obtiene el permiso legal del gobierno, Hadad tiene planeado hacer una inversión de por lo menos U$S 2 millones, dijo a Búsqueda una fuente vinculada a las actividades económicas del empresario. La intención es contratar periodistas locales, aunque para avanzar en ese sentido Hadad está “esperando” la resolución del Poder Ejecutivo, aseguró el informante.

Argentino coloniense. Otro de los requisitos legales para ostentar la titularidad de las emisoras, de acuerdo a uno de los puntos del artículo 104 de la ley 19.307, es que las personas físicas aspirantes a titular o titulares de un servicio de comunicación audiovisual deberán “estar domiciliados real y permanentemente en la República y preferentemente en la localidad donde se prestará el servicio. Las ausencias reiteradas o prolongadas del país constituirán —salvo justificación adecuada al respecto— presunción de carencia de domicilio real y permanente en la República, lo que dará mérito a que el Consejo de Comunicación Audiovisual gestione ante el Poder Ejecutivo la revocación de las autorizaciones o licencias concedidas”.
Si bien Hadad tiene la ciudadanía de Uruguay, este punto es insuficiente para que quede habilitado a ser titular de una radio.

Según contó a Búsqueda la fuente cercana al empresario, éste está tramitando la residencia en Uruguay. Dijo que en los últimos 12 meses Hadad pasó más tiempo en Uruguay que en Argentina y agregó que está evaluando comprar una casa en Colonia.

Hadad, que es abogado y trabajó como periodista, empezó sus negocios empresariales en 1997. Luego fue adquiriendo varios medios de comunicación, los que terminó vendiendo al empresario kircherista Cristóbal López en 2012. En la operación Hadad firmó un contrato que le impidió adquirir nuevos medios de comunicación en ese país hasta diciembre de este año, según informó el diario “La Nación” a principios de 2015. La compra de Radio Colonia, indicó el artículo periodístico, le permitiría controlar una radio que se escucha en Argentina sin violar su compromiso.
Antiperonista, piquetera y uruguaya. La línea editorial de Radio Colonia pasó por distintas y muy variadas etapas. Fue una emisora antiperonista, un medio opositor a la dictadura militar argentina, y en años recientes también estuvo en manos de piqueteros. Uno de los principales programas que se emiten en la actualidad, “Coincidencias”, a cargo del periodista argentino Enrique Llamas de Madariaga y su pareja, Denise Pessana, mantiene un discurso crítico con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Otro de los programas de Radio Colonia, “Tiempos modernos”, que dura de 8:30 a 10:00, se realiza y se conduce desde el otro lado del Río de la Plata por el periodista argentino Oscar “Cholo” Gómez Castañón. El programa que le sigue, que dura hasta las 12:00, es el que está a cargo de Madariaga. Este último se emite desde el Conrad de Punta del Este, en Uruguay.

La radio también emite música y brinda boletines informativos. En todos los casos, los temas abordados son los que están en la agenda de actualidad en Argentina y apuntan a un público de ese país, lo que es cuestionado desde las sociedades civiles, que militan para que se respete la normativa vigente.

En un comunicado difundido ayer, miércoles 3, la Coalición por una Comunicación Democrática reclamó a la Ursec que “inicie una investigación respecto a notas de prensa de medios de Uruguay y Argentina que dieron cuenta en las últimas semanas de la compra de Radio Colonia y FM Mágica por parte de Hadad”.

La organización destacó que “en Radio Uruguay el periodista de ‘El Eco’ Gabriel Monteagudo informó que Hadad se comunicó con él para confirmarle la compra, pero le aclaró a la vez que el objetivo es reforzar la inversión y que haya más producción local”.

Por su parte, el ex director nacional de Telecomunicaciones Gustavo Gómez argumentó en diálogo con Búsqueda, que “las frecuencias atribuidas a Uruguay, en especial en zona de frontera, son patrimonio de la sociedad uruguaya, por lo que, si no generan contenidos locales y sus programas no se enfocan en el público nacional, se pierde soberanía”.

Semanario Búsqueda, 5 de marzo de 2015

Comments are disabled

Comments are closed.