/ Radio Futura / El magnate mexicano Ángel González tiene siete sociedades anónimas en un estudio uruguayo desde el cual ha comprado medios extranjeros

El magnate mexicano Ángel González tiene siete sociedades anónimas en un estudio uruguayo desde el cual ha comprado medios extranjeros

JOSÉ CARLOS MOLINARI RECONOCE QUE LE VENDIÓ SERVICIOS AL EMPRESARIO, QUE ES SEÑALADO COMO DUEÑO DE VARIAS RADIOS LOCALES Y COMPRÓ DESDE MONTEVIDEO EL GRUPO ECUATORIANO “EL COMERCIO”

A Remigio Ángel González lo acusan de ser un “camaleón”, porque los canales de televisión y las emisoras de radio que maneja, independientemente del país en el que estén y del sesgo político que tengan sus gobiernos, son oficialistas. En Uruguay, aunque nunca fue probado oficialmente, González fue señalado por organizaciones sociales e investigado por el gobierno por estar detrás de la adquisición de radios por medio del empresario Fernando Coelho y el contador José Carlos Molinari Martínez.

Este último es director del estudio Molinari, Gatto, Cúneo, ubicado en la calle Parra del Riego 989. Allí funciona la sociedad anónima Blackster, la cual participó en la compra del 94,4% de las acciones del grupo mediático “El Comercio”, según informó “La Diaria” el miércoles 14 de enero. El matutino agregó que el titular de esa sociedad anónima, Juan Carlos González Sáenz, es familiar de Ángel González.

Según supo Búsqueda y consta en el Servicio General de Registro del Ministerio de Educación y Cultura, en la dirección donde está Molinari, Gatto, Cúneo también funcionan al menos otras seis sociedades anónimas vinculadas al empresario mexicano.

Una de ellas, Calafone, tiene como representante legal a su hermano: Jesús Armando González González. El accionista mayoritario de Canal 9 de Argentina, Carlos Eduardo Lorefice Lynch, en tanto, figura como el titular de Fizler y Burtwon, otras dos de las sociedades anónimas que están en el mismo edificio que Molinari, Gatto, Cúneo.

La prensa de Argentina ha sostenido que, en realidad, el dueño del Canal 9 es el propio González. De hecho, según una nota periodística del diario “La Nación” publicada a fines del 2012, el magnate mexicano era su vicepresidente. En una línea similar, un artículo del diario “Clarín” de marzo de 2013 señaló que a fines de 2006, cuando se anunció la venta de Canal 9, la emisora difundió un comunicado que decía: “González, propietario de numerosas emisoras de radio y televisión a lo largo del continente, gerenciará la emisora y será el encargado de los contenidos artísticos”.
Otra de las sociedades anónimas que funcionan en el estudio de Molinari, Gatto, Cúneo en Uruguay es Cuminol. Su presidente es Guadalupe Carlos Hernández Martínez, un empresario mexicano que es el director del Canal 9 del estado de Tabasco, México, cuyo vicepresidente es González, según consta en la página web de ese medio de comunicación.

La sociedad anónima Noxlyn Trade también funciona en Parra del Riego 989 y tiene como titular a Fernando Guido Contreras López, quien maneja las operaciones de González en Costa Rica, indicaron a Búsqueda fuentes que investigan las actividades del empresario.

El también mexicano José Luis Yarzábal es el presidente de Risfelar, la séptima sociedad anónima que funciona en Molinari, Gatto, Cúneo. Risfelar es accionista de Radiodifusora Ayax de Ecuador, que tiene la radio Alfa Stereo, que es una de las emisoras de González, indicó la fuente.

“Cuando abren una empresa en Uruguay que realiza operaciones en el exterior, casi no paga impuestos, porque se grava solo las actividades que tienen acá, y esa es la base de nuestro sistema tributario”, explicó un abogado especialista en materia tributaria. Y agregó que por ese motivo muchas empresas se instalan en el país para realizar negocios en otras partes del mundo.

¿El estudio Molinari, Gatto, Cúneo le vendió la sociedad anónima Blackster a González? “Sí, le vendió Blackster”, reconoció Molinari a Búsqueda, y agregó que conoce a González, pero que tiene una “vinculación mínima”.
“No es nuestro cliente estrella. El trabajo que le hago representa solo el 2% de las actividades del estudio”, aseguró. “Brindamos servicios de sociedades anónimas como un insumo más. (…) Acá se hace la contabilidad, se liquidan las declaraciones juradas y se le presta un domicilio a un sinnúmero de sociedades, como lo hacen todos los estudios contables”, argumentó el ejecutivo.

Además de ser señalado por tener actividades en Uruguay, Ecuador, México y Costa Rica, González tiene el monopolio de la televisión abierta de Guatemala. También es dueño de emisoras de radio y televisión en Estados Unidos y otros nueve países de Latinoamérica. Recientemente a González le ofrecieron comprar el canal chileno La Red —uno de los dos que tiene en ese país—, pero el magnate se negó, y dijo que solo vendería todo “el paquete” del medio que posee, informó un allegado al empresario.

González maneja sus empresas personalmente y en la actualidad reside en Miami, donde realiza sus reuniones empresariales en un restaurante de su propiedad, que adquirió para ese propósito. Es un hombre conversador, colecciona vinos, le gusta el arte y la historia, contó esa fuente.

Antecedentes en Uruguay. En 2008, autorizados por el ministro de Industria, los empresarios uruguayos acusados de ser representantes de González en Uruguay, José Carlos Molinari Martínez y Diego Martín de Luca Berruti, compraron las radios Del Plata (95.5), Radio Futura (91.1) y Radio Real de San Carlos (AM 1950) de Colonia. En 2009, otra persona señalada como representante de González y de gerenciar sus radios, Fernando Coelho, adquirió Radio Cenit de Rivera, FM Total Radio Santa Rosa de Canelones, FM La Pedrera de Rocha, y las emisoras del “Grupo Sarandí”, que incluyen Sarandí, Sarandí Sport, Radio Disney y Radio Integración Americana.

La ley prohíbe que extranjeros sean propietarios de medios uruguayos e impide la concentración de tantas emisoras bajo el poder de una misma persona. Estos argumentos fueron los que utilizó la ONG Grupo Medios y Sociedad (GMS) para acusar al empresario mexicano de haber comprado —a través de sus testaferros— emisoras de radios nacionales de forma “ilegal”. Ante las denuncias efectuadas por esa y otras organizaciones sociales, en mayo de 2009 la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) comenzó una investigación (Búsqueda Nº 1.510), en el marco de la cual los empresarios locales vinculados a González presentaron sus descargos ante el organismo. Tanto Molinari como Coelho negaron su vínculo con el magnate mexicano.

Mientras estaba en curso la investigación, el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, se reunió en privado con González, según reconoció en el programa de radio “No Toquen Nada”, de Océano FM, en octubre de 2012. En diciembre de ese año la secretaría de Estado archivó el expediente de la investigación y el gobierno consideró que el caso contra el empresario mexicano y sus representantes era “muy endeble”.

Fuentes vinculadas a las organizaciones sociales que denunciaron a González dijeron a Búsqueda que la presión ejercida y las acusaciones hechas “ayudaron” a que no siguiera avanzando en uno de sus objetivos: adquirir canales de televisión nacionales.
Interesado en canales. A principios del 2004, cuando los medios de comunicación todavía estaban sufriendo los efectos de la crisis económica que atravesó Uruguay en 2002, Coelho se reunió con directivos del Canal 12 y les ofreció U$S 14 millones para adquirir la empresa, dijeron a Búsqueda fuentes del canal.

La empresa tenía un pasivo difícil de valuar. La propuesta de Coelho implicaba que se haría cargo de la deuda y ese dinero se descontaría del monto ofrecido. Sin embargo, la condición de su oferta era que él mismo determinara cuánto era el pasivo del canal, lo que para los directivos constituía un riesgo, ya que no sabían cuál sería el monto final que recibirían, dijeron las fuentes. Por ese motivo, los accionistas decidieron no realizar la operación con el empresario. Las fuentes indicaron que en una de las reuniones se “blanqueó” que quien estaba detrás de la oferta era el empresario mexicano González. No obstante, aclararon que nunca lo escucharon mencionar por parte de Coelho.
El gerente general de canal 10, Martín Villar, dijo a Búsqueda que escuchó “rumores” de que González estaba interesado en comprar ese canal, aunque aclaró que nunca recibió una propuesta formal.

Nueva legislación. El 22 de diciembre del 2014, con votos del Frente Amplio, se aprobó en el Parlamento la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Una de las intenciones de la nueva legislación es evitar la concentración de medios por parte de las mismas personas, por lo que se incorporó la figura de “grupo económico” en lugar de persona física o titular. En las organizaciones sociales que apoyaron el proyecto interpretan que esa precisión ayudará a desarticular la concentración de radios que —sostienen— está en manos del magnate mexicano y otros grupos económicos. Sin embargo, los empresarios tienen cuatro años para regularizar su situación. El monitoreo para que se cumpla con los establecido estará a cargo del Consejo de Comunicación Audiovisual, una unidad que creó la ley y que tomará forma a partir del 1º de marzo, cuando asuma el nuevo gobierno, que estará a cargo de la reglamentación.

Semanario Búsqueda, jueves 5 de febrero de 2015

Comments are disabled

Comments are closed.