/ La Diaria / Suma y sigue

Suma y sigue

El empresario mexicano Ángel González utilizó una SA uruguaya para comprar el grupo mediático más importante de Ecuador.

La noticia se oficializó ayer en medios ecuatorianos. El grupo El Comercio -que incluye entre otros medios las radios Quito (de alcance local) y Platinum (de alcance nacional), la revista Gatopardo y el diario El Comercio, fundado en 1906 y uno de los más importantes de Ecuador, vendió 94,4% de sus acciones a la empresa Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo. Esta empresa tiene como socios a la sociedad anónima uruguaya Blackster SA y a Televisora Integral de Comunicación Nacional (Telintecomun SA).

No hay registros de la actividad de la sociedad anónima Blackster en Uruguay, al menos en internet. Según los registros de la Superintendencia de Compañías de Ecuador, publicados por el diario La Hora de esa ciudad con fecha del 10 de junio de 2014, en Ecuador Blackster SA se registró en abril de 2014 y fue autorizada para operar en mayo por la Superintendencia, con un capital asignado de 2.000 dólares. Los rubros de actividad de la empresa que constan en el registro son dos: “Realizar y administrar todo tipo de actividades de inversión” y “ser agente, representante, comisionista, mediador, distribuidor o mandatario de empresas nacionales o extranjeras, fabricantes o comerciantes de bienes y artículos industriales y comerciales”.

Ayer en medios ecuatorianos se manejaba que el grupo El Comercio había sido adquirido por el empresario mexicano Ángel González, quien posee radios y canales de televisión en 14 países de América Latina y en Estados Unidos. Muchos de ellos los posee mediante testaferros, de ahí su apodo de “El fantasma”. El registro de la Superintendencia publicado en La Hora en junio de 2014 confirmaría la hipótesis manejada por algunos medios ecuatorianos. En el documento consta que la representante legal de la empresa en ese país es una abogada ecuatoriana de nombre Ana Germania Egas Maldonado. El presidente de Blackster es el administrador de empresas mexicano Juan Carlos González Sáenz, quien es fundador de TVRed y Televisión Satelital Centroamericana en El Salvador y además es familiar de Ángel González y su representante en varios medios de la región.

El diario El Comercio forma parte del Grupo Diarios de América, que integran también periódicos de peso en la región como La Nación de Argentina, El Mercurio de Chile, O Globo de Brasil y El País de Uruguay. Hasta el momento tuvo una línea editorial opositora al gobierno de Rafael Correa. Ángel González, en tanto, es dueño de Canal 9 en Argentina, de una red de televisión por cable en Chile y de varias radios y canales en otros países de América Latina. La línea editorial de los medios de González varía en función del país en cuestión, aunque hay una coincidencia: siempre es oficialista, de apoyo a los gobiernos de turno.

Los vínculos locales

En 2009 el Grupo Medios y Sociedad (GMS) denunció ante la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) que el empresario mexicano Ángel González estaba violando la reglamentación uruguaya que regula la concentración de medios al adquirir mediante testaferros 11 radios comerciales de Montevideo, Maldonado, Rocha y Rivera. Una de las personas que adquirió tres de las 11 radios –Del Plata, Futura y Radio Real de San Carlos– en enero de 2008 fue un contador de nombre José Carlos Molinari Martínez, junto a Diego de Luca (aunque Molinari aportó 90% de las cuotas sociales).

El domicilio de Blackster SA es Juan Parra del Riego 989, en Montevideo. Esta dirección coincide con la de la empresa de contadores y abogados Molinari & Asociados, cuyo director es el contador José Carlos Molinari Martínez. La dirección de Parra del Riego 989 es utilizada también como domicilio de otras sociedades anónimas.

El 17 de abril de 2012, la diaria publicó fragmentos de los descargos de José Carlos Molinari, el adquirente de las tres radios mencionadas, ante el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM). El contador sostuvo que él y De Luca son “los únicos responsables de la explotación” de Del Plata, Futura y Radio Real de San Carlos, y calificó la denuncia del GMS como “descabellada”.

El GMS presentó documentación que a su entender probaba la existencia de un grupo económico en el caso de las radios mencionadas; había por ejemplo una misma dirección de cobro de los derechos de autor para todas las emisoras. No obstante, ese mismo año, el MIEM resolvió archivar el expediente del caso, amparado en un informe del entonces fiscal de gobierno Miguel Ángel Toma, designado por el presidente electo Tabaré Vázquez como futuro secretario de Presidencia. “La administración no tiene, salvo que la ley se lo dé, la potestad de determinar la existencia de conjunto económico”, alegó Toma en su escrito, en 2012. La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA) aprobada recientemente por el Parlamento incorpora el concepto de “grupo económico” para aplicar las normas contra la concentración previstas en el texto.

La Diaria, 15 de enero de 2015 – Natalia Uval

Comments are disabled

Comments are closed.