/ todo / Control remoto

Control remoto

El Senado aprobó este martes la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que para la oposición es inconstitucional y para el gobierno representa un avance en un sistema concentrado en pocos medios. La ley.

El Senado aprobó el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que pretende evitar los monopolios y oligopolios en el sector con el respaldo del Frente Amplio (FA) y el rechazo en bloque de la oposición.

Tras su aprobación por mayoría simple en el Parlamento uruguayo por 16 votos a favor y 9 en contra, la Ley de Medios volverá a la Cámara de Diputados, donde se prevé dar sanción definitiva a la norma el próximo 22 de diciembre.

El Frente Amplio quiere con esta ley, cuestionada en diferentes puntos por la oposición, establecer la regulación de la prestación de servicios de radio, televisión y otros servicios de comunicación audiovisual.

Algunos de los senadores de la oposición solicitaron mayorías especiales en la votación para poder aprobar la Ley, es decir, el acuerdo de dos tercios de la Cámara, un reclamo que luego fue desestimado.

El senador frenteamplista Ernesto Agazzi defendió que “prácticamente todos los países tienen leyes que regulan los medios de comunicación” y que “cada sociedad construye estas herramientas para sus problemas” como “traje a medida”.

Agazzi añadió que se trata de avanzar en un sistema que está “muy concentrado en pocos medios”, como la televisión uruguaya.

Los contenidos de esta Ley, que cuenta con 186 artículos, está lejos de ser una “mordaza”, sino que es “un camino de luces que se prenden para la democratización de los medios”, agregó Agazzi, quien adelantó que se constituirá un consejo consultivo con participación ciudadana para la aplicación de la Ley.

La senadora Constanza Moreira del FA señaló que no se trata de una Ley “improvisada”, puesto que se lleva debatiendo desde 2010 y que sitúa a Uruguay en esta materia delante de países como Brasil, que está empezando a dar los primeros pasos para aprobar una legislación similar.

El apoyo de Mujica

El presidente José Mujica se había expresado a favor de la ley, en líneas generales, a través de una entrevista en Océano FM.

“Parece que cualquier cosa que sea regular es un pecado mortal. Yo pienso exactamente al revés. Los tiburones de afuera, si esto no se regula, nos terminan tragando. Porque estas familias, que tienen el privilegio, tampoco son eternas. Yo sé lo que hacen los herederos. Está bien que hay que tener libertad de prensa, pero lo que no hay que tener es el monopolio”, dijo Mujica.

Al respecto, el gobernante afirmó que “la peor amenaza es que todavía venga alguno desde afuera y por abajo o por arriba se termine apropiando. Más clarito: yo no quiero que Clarín (grupo mediático de Argentina), Globo (grupo brasileño) o (Carlos) Slim (empresario mexicano) se hagan dueños de las comunicaciones en Uruguay”.

“Con estos me peleo (sobre los dueños de medios uruguayos). Somos pocos y nos conocemos, es entre casa”, añadió el gobernante.

Según el artículo 106 del proyecto, las personas jurídicas aspirantes a titular de un servicio de comunicación audiovisual deberán cumplir, como mínimo, requisitos como “no ser filiales o subsidiarias de sociedades extranjeras, ni realizar actos, contratos o pactos societarios que permitan una posición dominante del capital extranjero en la conducción de la persona jurídica licenciataria”.

Además, el artículo 51 concreta que “es deber del Estado instrumentar medidas adecuadas para impedir o limitar la existencia y formación de monopolios y oligopolios en los servicios de comunicación audiovisual, así como establecer mecanismos para su control.

Algunas críticas

El miembro informante fue el senador del Frente Amplio Daniel Martínez, mientras Sergio Abreu habló por el Partido Nacional y Pedro Bordaberry por el Partido Colorado.

Para Martínez, el objetivo es fortalecer la democracia y formar un marco regulatorio sin afectar la libertad de expresión. Pedro Bordaberry, mientras tanto, criticó las “sanciones” que se pueden imponer a medios por cometer infracciones y aseguró que “habría hecho bien el presidente en tirar esta ley a la basura”, en alusión a palabras de José Mujica hace algunos años.

También denunció que la ley viola la libertad de expresión, aunque el oficialismo ha señalado que la oposición se refiere en realidad a la libertad de empresa.

Sergio Abreu criticó las cuotas de producción nacional, al entender que ese sector debe buscar su creatividad en libertad, en lugar de obligar a emitir un programa nacional sea cual sea su contenido.

“¿Podrá un canal pasar los Power Rangers, los Teletubbies o la Blancanieves de Disney?”, dijo, al intentar ilustrar que la ley pretende imponer un tipo de contenido definido por un regulador, pero que sus límites son poco claros.

“¿Se pretende prohibir la publicidad de cualquier producto que puede ser adquirido por un menor?”, agregó Abreu, para quien la llamada “ley de medios” tiene una “terminología vaga y de defectuosa técnica jurídica”.

“¿Los informativos podrán mostrar acontecimientos de barras bravas o serán imágenes de violencia explícita? Es un camino peligroso”, agregó.

“Nos agotan las inconstitucionalidades de esta ley”, argumentó Abreu, haciendo especial hincapié en los artículos que regulan la publicidad electoral.

El senador frenteamplista Enrique Rubio tomó luego la palabra para defender el proyecto. Criticó la ligereza y la sobreadjetivación de la oposición para referirse a un proyecto que estuvo mucho tiempo en estudio.

“Acá el Partido Colorado y el Partido Nacional votaron legislación que regula medios, como el Código de Niñez y Adolescencia. Y el código prohíbe imágenes violentas o películas que fomenten vicios sociales”, contó Rubio.

Documentos asociados:

leydemediosmvdportal.pdf – Ley de medios

 

Montevideo Portal, 17 de diciembre de 2014

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.