/ Brecha / Los actores de siempre

Los actores de siempre

Tevé digital en el Interior: continuidades, sorpresas e irregularidades

La asignación de la televisión digital abierta hizo mucho ruido en Montevideo, pero poco o nada se ha reflexionado sobre la asignación de 31 canales “multiplex” en el interior del país. Una lectura a los documentos de esas concesiones deja conclusiones interesantes: la venta de los canales del grupo De Feo-Fontaina en Maldonado y Rocha a un empresario sin vínculos anteriores con la comunicación; la consolidación de oligopolios locales-regionales mediáticos en varios departamentos y los problemas para introducir una mayor diversidad en el sistema de medios del Interior son algunos de los resultados emergentes.

La asignación de frecuencias para explotar el servicio de televisión digital en el interior del país se basó en una serie de criterios diseñados desde el gobierno, que pueden resumirse en la siguiente fórmula: los titulares de canales analógicos que ya estaban emitiendo tendrían asegurado un canal digital si, como ocurrió en Montevideo, aceptaban presentarse al llamado para acceder a una nueva autorización bajo otras condiciones; en todas las capitales departamentales o en las ciudades con un solo operador comercial se llamó a interesados para asignar un nuevo operador comercial, con el objetivo de incentivar la diversidad y el pluralismo; y finalmente, se asignarían frecuencias para fundar la televisión pública de carácter municipal.
Aunque el propósito de llegar con la tevé digital a todo el territorio se cumplió, los restantes objetivos quedaron a medio camino. La televisión abierta, que reinó en los hogares en la segunda mitad del siglo xx, ahora sufre la competencia de la multiplicidad de pantallas digitales, y en especial de la creciente penetración de la televisión para abonados. En ese contexto, el llamado a interesados en el interior del país no tuvo el éxito de convocatoria que exhibió el de Montevideo: sólo en Tacuarembó, Florida y Río Branco hubo nuevas propuestas comerciales, aunque en estas dos últimas ciudades no existía ningún operador local de televisión abierta.
Pero el llamado a concurso y la publicidad del proceso tuvieron la virtud de transparentar una serie de situaciones irregulares que se arrastraban desde tiempo atrás en materia de transferencias y concentración mediática. También dejaron al descubierto varios cambios en el mapa mediático del país, algunos trascendentes, como la decisión del grupo De Feo –uno de los tres grandes de la comunicación nacional– de desprenderse de sus canales de tevé abierta en el Interior, lo cual le permitió a un nuevo inversor que proviene de otros sectores de la economía ingresar al mercado de los medios.
Otro dato interesante surge del estudio que hizo la Ursec de los aspectos formales del proceso. La unidad reguladora constató que algunos operadores están por encima del límite de posesión de frecuencias que establecen la actual legislación y el proyecto de ley de servicios de comunicación audiovisual (actualmente aprobado en Diputados). Sin embargo, a la hora de aplicar sanciones la Ursec interpretó las normas aún vigentes, favoreciendo así la actual estructura de grupos concentrados. Sin base legal, en ningún caso consideró la existencia de grupos económicos en la comunicación.

EL MAPA GENERAL. En octubre de 2013, junto con los cinco canales comerciales, dos públicos y uno comunitario asignados en Montevideo, el presidente José Mujica también firmó 19 asignaciones de frecuencias comerciales de televisión abierta en el Interior y 12 municipales.
De los 19 permisos para operadores comerciales, 16 fueron para asignar un canal multiplex completo a los medios analógicos ya existentes, y sólo tres para nuevas opciones comerciales (Florida, Tacuarembó y Río Branco). La novedad más interesante viene del sistema público, ya que 12 intendencias (Artigas, Cerro Largo, Colonia, Durazno, Florida, Paysandú, Río Negro, Rivera, Salto, San José, Tacuarembó y Soriano) consiguieron la autorización para montar un canal municipal. En el sector comercial, en cambio, el mapa mediático tuvo pocas modificaciones, y la asignación de nuevos canales reforzó el statu quo de los grupos dominantes en el Interior.
En la mayor parte de los departamentos, las familias que históricamente controlaron los principales medios locales reforzaron su predominio, con el agravante de que –en general– se quedaron con la televisión digital abierta, y acumulan frecuencias de radio en am y fm y licencias para ofrecer televisión para abonados. Si la ley de servicios de comunicación audiovisual es aprobada en el Senado, deberá operar en un escenario heredado, pautado por la fuerte concentración en el control de medios.

CASOS EMBLEMÁTICOS. En varias regiones del país la escasa diversidad en la propiedad y control de los medios no es un asunto teórico sino una realidad totalmente instalada. En algunos casos, los grupos que se han hecho con el control de los principales medios son empresarios de la comunicación, pero en forma creciente los medios son manejados por empresarios de sectores económicos más lucrativos o con una finalidad política.
Un caso típico se puede observar en Durazno, donde la familia Rielli San Martín pasó a controlar las dos radios am del departamento, una fm y el canal abierto digital, todo un “protooligopolio” para un departamento de 59 mil habitantes.
Radio Durazno es propiedad de Radio Durazno sa, cuyos accionistas son los hermanos Héctor Mario, Raúl Eduardo y José Domingo Rielli San Martín. Esta empresa también es titular de fm Radio City (resolución número 811/998). Las emisoras son dirigidas por Héctor Rielli, mientras sus hermanos están dedicados a otras actividades. José Domingo milita en el Partido Nacional y ejerció el cargo de intendente departamental, suplantando a Carmelo Vidalín entre febrero y abril de 2010. Actualmente se desempeña como edil por el Partido Nacional y anunció que se presentará con lista propia en la interna departamental blanca.
Lo interesante del proceso de asignación de televisión digital en este caso es que quien compareció ante la Ursec para solicitar un canal digital reservado para el existente Canal 7 de Durazno fue la empresa Lanrod sa, cuyos titulares pertenecían a la familia Rodríguez Landoni pero la empresa ya había sido vendida a los hermanos Rielli (aunque todavía no habían obtenido la autorización del Poder Ejecutivo que requiere la ley). Carlos Eduardo Rodríguez Landoni ocupó la vicepresidencia de ose en representación de la lista 15 del Partido Colorado (2004-2005) y fue procesado con prisión en 2007, junto a otros jerarcas de ese organismo, por los delitos de fraude y abuso de funciones.
El caso es que Lanrod sa (titular de Radio Yi y del Canal 7 de televisión abierta) se presentó al llamado para obtener un canal de televisión digital, y como no había impedimentos, según la Ursec, le fue otorgado. Sin embargo, el informe de la propia unidad deja constancia de que en un expediente “elevado a consideración del Poder Ejecutivo se gestiona la solicitud de autorización de transferencia de Lanrod Limitada a favor de José Domingo Rielli San Martín”. Según varias fuentes, la autorización se materializó en noviembre, lo que permitió a la familia Rielli quedarse con el control de las dos am del departamento, el canal de televisión digital abierto y la fm que ya poseían.
En Rocha también se fortaleció el grupo local Benítez-Fagián. Se trata de un emprendimiento familiar que controla la televisión para abonados de la ciudad de Rocha y buena parte de los balnearios de la costa
atlántica del departamento. Desde 2006 también operan una televisora para abonados en San Carlos (Maldonado), y adquirieron la tevé para abonados en el Chuy –tienen el monopolio en esa ciudad fronteriza–. Su crecimiento le ha permitido adquirir varias radios en el departamento cuya titularidad se reparte entre los miembros de la familia o queda en manos de socios. En el proceso de asignación de tevé digital se presentaron y consiguieron la titularidad del canal abierto del Chuy.
En el litoral del país el empresario Carlos Gelpi, ex consejero de Estado durante la dictadura, ha conformado un grupo mediático a partir del control de varias radios en Salto, aunque en los últimos años se ha expandido y especializado fuertemente en la tevé abierta y para abonados. Controla horizontalmente emisoras de radio en Salto y Artigas y estaciones de televisión para abonados en Salto, Artigas (incluyendo la capital y Bella Unión) y Soriano. Bajo control de su familia están aproximadamente diez medios de comunicación audiovisual del litoral. Durante la asignación de la televisión digital, Gelpi y sus hijos se beneficiaron con la asignación de un canal multiplex completo en Salto, que sucederá al actual Canal 8.
El grupo de medios más importante de Cerro Largo pertenece a la familia Lucas Navarrete. El artífice del grupo fue Ruben “Zorro” Lucas Botti, vinculado a lo largo del tiempo a muchas de las emisoras del departamento. Sus herederos, Jorge, Ruben y Diana, actualmente cuentan con medios en Melo, Río Branco y Aceguá, conformando un multimedio de alcance departamental con dos emisoras fm, un canal de tevé abierta y un servicio de televisión para abonados. También lograron la asignación para que Canal 12 (de Melo) emita en la televisión digital abierta, con todas las nuevas prestaciones que esto implica. Fuentes de la Asociación de la Prensa Uruguaya (apu) indicaron que en especial el Canal 12 de Melo fue denunciado ante la Dinatra por incumplimiento de laudos y persecución sindical.
En Minas, la familia Falco (Carlos, Héctor y Pablo) maneja un multimedios que fue creciendo con el tiempo y acumula emisoras en cada una de las bandas de radiodifusión, además de una empresa de cable: una am (Emisora del Este), una fm (Federal fm), una tevé abierta (Canal 13 Cerro del Verdún) y una tevé para abonados por cable (Minas Cable Visión). Se presentaron y lograron la asignación del canal de televisión digital, pero previamente debieron despejar errores en la declaración de la integración de la sociedad.
El operador sanducero más importante es Mario Macri, que controla un multimedios que incluye la única tevé abierta (tv Río Canal 3), uno de los canales de cable, Radio Paysandú (en am) y fm Éxito, en sociedad con Walter Belvisi, ex intendente de Paysandú. Macri es un reconocido empresario del departamento, propietario de una cadena de zapaterías con presencia nacional y del único shopping sanducero. Si bien este exitoso empresario no ha hecho pública su filiación político-partidaria, se lo vincula con el Partido Colorado. Meses antes de las elecciones departamentales de 2010, el sector liderado por Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) le ofreció ser el candidato a intendente, propuesta que el empresario declinó. En esta oportunidad no tuvo inconvenientes en acceder a la asignación de uno de los canales digitales del departamento.
En Treinta y Tres las familias Marroche y Ois, asociadas con la familia de la ex diputada colorada Diana Saravia, controlan un multimedios en la capital del departamento que incluye una de las dos am (Difusora Treinta y Tres), dos de las tres fm operativas (33 fm y Perfil fm), el único canal de tevé abierta (Canal 11) y una de las dos televisoras por cable de la ciudad (Cable Visión 33). Es decir, cinco de los ocho medios electrónicos existentes, varios de los cuales funcionan en el mismo local. Este grupo se hizo con el canal de televisión digital para la transición de Canal 11, pero varios de sus integrantes son titulares de más de tres medios en am, fm o televisión, por lo cual el Poder Ejecutivo les dio un plazo de 18 meses para regularizar la situación.
EL GRUPO ROMAY. La familia Romay (Montecarlo, Montecable, cx 20 y Radio Cero) domina la televisión abierta y por cable del departamento de Colonia. Miembros de esa familia son titulares del Canal 3 de la ciudad de Colonia (Walter Carlos Romay Elorza y Hugo Lorenzo Romay Mahilos) y de Canal 8 de Rosario. Controlan además Del Faro tv (Colonia Telecable sa), sociedad integrada por Walter Hugo y Zelmira Manuela del Castillo Bentancur, viuda de Daniel Romay Salvo, una de las dos empresas de televisión para abonados de la capital del departamento. Varios integrantes de la familia también son titulares de las radios conocidas del grupo (Montecarlo, Radio Cero y Radio Cero Punta). Aunque varios de los integrantes del grupo son titulares de más de tres frecuencias y esto era un impedimento para que el Estado les asignara la autorización para acceder a las frecuencias para la televisión digital, la Ursec interpretó que a los efectos de limitar las frecuencias no se contabilizan las asignaciones anteriores al decreto 734/78 (que actualmente limita a tres las ondas que puede acaparar cada persona).
Esta interpretación benefició a algunos integrantes del grupo, como Hugo y Carlos Romay, pero complicó las cosas de Zelmira, la viuda de Daniel Romay Salvo, que pasó a ser titular de Canal 11 de Punta del Este y accionista de otros cuatro medios audiovisuales del grupo con posterioridad al referido decreto. Por ello el Poder Ejecutivo al asignarle el canal de Punta del Este entendió que “violó los límites de titularidad” permitidos en el decreto 734/78 y le otorgó un plazo de 18 meses para ajustarse a los límites de concentración.
Otra rama de la familia, los Romay Echer, controla la televisión abierta y por abonados en Río Negro y compiten en Soriano. En este proceso obtuvieron el canal digital abierto para la transformación de Río Uruguay tv.

La sorpresa. El mayor reacomodo en la televisión del Interior surgió a instancias de una reestructura que se viene instrumentando en el grupo De Feo-Fontaina, conformado a partir de Saeta (Canal 10, tcc, Radio Carve y Radio Nuevo Tiempo).
El grupo montevideano también era titular de Canal 7 Cerro Pan de Azúcar, de Maldonado, y de Canal 9, de Rocha. El llamado a operadores de televisión digital sorprendió al grupo en medio de un proceso de venta de sus canales en el Interior. De hecho habían transformado la empresa titular de esos dos canales (Telesistemas srl) en una sociedad anónima, y Jorge de Feo había vendido la mayoría del paquete accionario en su poder a un nuevo accionista, todo sin dar cuenta a la Ursec.
En lo comercial, la venta de los dos principales activos del grupo De Feo-Fontaina en el Interior marca un cambio en el rumbo estratégico. Fuentes del grupo indicaron que Jorge de Feo, socio mayoritario del conglomerado, decidió desprenderse de sus acciones en los canales del Interior –que en los últimos años no habían alcanzado niveles de rentabilidad–, obligando a los socios minoritarios (Fontaina e Inchausti) a vender las suyas. Con este paso el grupo reduce su cantidad de frecuencias y se concentra en los medios montevideanos, la búsqueda del modelo de negocio para las múltiples plataformas y el negocio de la tevé para abonados en alianza con Antel.
Según los documentos de la licitación a los que accedió Brecha, el adquirente de Telesistemas sa es David Bobre Komi, un empresario vinculado a la venta de hierro, representante de varias firmas nacionales y multinaciones de neumáticos y socio en Punta Shopping. Bobre desembarcó en Canal 7 de Pan de Azúcar y Canal 9 de Rocha con Walter Nessi, publicista y ex director de la Secretaría de Prensa de la Presidencia durante el primer gobierno de Julio María Sanguinetti. Esta movida determinó el alejamiento de Rafael Inchausti, hasta el año pasado presidente de Andebu, de la dirección de Canal 7,
Cuando en la Ursec se reveló esta venta no autorizada, el organismo hizo un informe donde dejó constancia de que “no sólo no resulta coincidente con los registros de la Ursec” sino que además, y tal como emerge del testimonio notarial, “el señor Jorge de Feo Giossia, que detentaba el 58,75 por ciento del capital accionario, transfirió el citado porcentaje, con fecha 27 de agosto de 2013, a favor de David Daniel Bobre Komi y a Francis Cecilia Bobre Komi”. “Por lo tanto, y en virtud de las irregularidades constatadas, al amparo de la normativa vigente la Ursec ha iniciado de oficio la gestión de la regularización correspondiente, contemplando las sanciones que resulten pertinentes”, indica el informe.
En Maldonado también naufragó la estrategia del grupo Cardoso-Pombo para conseguir la asignación de un tercer canal comercial. Si bien Larrañaga sa se presentó al llamado en tiempo, el Poder Ejecutivo, con el asesoramiento de la Comisión Honoraria Asesora Independiente (chai) entendió que el proyecto presentado “no cumple con los objetivos del despliegue de tevé digital, en particular los que tienen que ver con la promoción de la diversidad y la generación de contenidos locales”. Fuentes de la chai dijeron a Brecha que el proyecto del grupo era transformar al nuevo canal en una repetidora de La Tele (Canal 12 de Montevideo), con una oficina en Punta del Este.
Finalmente, el Poder Ejecutivo asignó canales a nuevos operadores comerciales en Tacuarembó (donde ahora habrá mayor competencia), Florida y Río Branco. En los tres casos se trata de empresarios que no tenían presencia en medios audiovisuales, o si la tenían era marginal. En las restantes capitales departamentales el llamado a nuevos operadores se declaró desierto.

Publicado en Semanario Brecha, 31 de enero de 2014
Por Edison Lanza

Comments are disabled

Comments are closed.