/ El Observador / La TV logró suavizar cambios propuestos en ley de medios

La TV logró suavizar cambios propuestos en ley de medios

El Frente Amplio votará el martes la ley de medios en Diputados. El proyecto inicial recibió más de cien cambios que otorgan mayor libertad en la emisión de contenidos.

Con más de cien modificaciones al texto inicial, entre cambios de contenido y de redacción, el Frente Amplio (FA) votará el martes 10 el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, más conocido como ley de medios. Dos de los correcciones más significativos favorecieron a los canales de televisión, uno de los actores sociales que más habían reclamado cambios a la normativa.

ver la infografía

La ley de medios consta básicamente de dos partes: una sobre la regulación de cómo otorgar las frecuencias y otra sobre los contenidos. Las restricciones a la emisión de productos incluida en la propuesta inicial constituyó  una de las principales críticas de la Asociación Nacional de Broadcasters Uruguayos (Andebu).

El proyecto fue de los más anunciados y discutidos de la actual administración. Aunque el presidente José Mujica había dicho que tiraría a la papelera cualquier normativa para regular los medios, el Frente Amplio torció su brazo. El texto fue presentado en mayo de 2013 y su discusión parlamentaria llevó siete meses.

Tras la presión de los canales, múltiples cuestionamientos de catedráticos en derecho constitucional, y de organizaciones que defienden la libertad de expresión,  el oficialismo realizó un conjunto de modificaciones en busca de evitar que la Suprema Corte de Justicia (SCJ) declare otra ley inconstitucional.

En pleno proceso de discusión,  en julio, el presidente de Andebu, Rafael Inchausti, afirmó durante una charla organizada en la sede de Asamblea Uruguay, que el texto atenta contra preceptos constitucionales y sostuvo que su contenido es “intimidatorio” contra el trabajo de los medios. Señaló que no solo vulnera derechos de los propietarios de los medios, sino también de los comunicadores y de toda la sociedad.

La nueva redacción permite la emisión de “imágenes de violencia excesiva” en los programas informativos, si antes se advierte para poner a los niños a resguardo.  Según el texto inicial, el horario de protección al menor era de 6 a 22 horas sin excepciones. Además, también fueron modificadas las restricciones para los mensajes publicitarios, sobre todo los dirigidos a los niños.

Consultado por El Observador, el presidente de la comisión de Industria y diputado de Asamblea Uruguay, Carlos Varela, defendió el proyecto y señaló que con las modificaciones “se buscó perfeccionar el instrumento sin modificar los objetivos sustanciales”. Afirmó que el objetivo fue dar “mayores garantías”. “No es que los canales salen beneficiados, pero tampoco salen perjudicados”, agregó.

El miembro informante por el Partido Nacional en la sesión del martes, Álvaro Delgado, dijo a El Observador que durante su intervención en sala advertirá sobre inconstitucionalidades que, pese a los cambios, entiende se mantienen.

Los canales se quejaron por el límite de concesión de las frecuencias establecido en 15 años, pero ese punto se mantuvo.

El artículo que si se modificó fue el referente al organismo que controlará la aplicación de la ley y establecerá las sanciones y restricciones para los medios. En un principio iba a conformarse un Consejo de Comunicación Audiovisual dependiente de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). Ese punto, primero fue modificado para que el consejo tuviera control parlamentario. Luego, sus competencias le fueron derivadas a la a la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación (Ursec), por lo que el contralor volvió a manos del Poder Ejecutivo.

La potestad que tendrá la Ursec de controlar los medios es uno de los puntos que más critica la oposición de cara al plenario del martes.

Delgado señaló que los miembros del organismo son designados de forma directa por el presidente de la República.

“En medio del proceso electoral no es momento para definir una ley de estas, donde el control es de un órgano que depende del Ejecutivo. Hay un control político sobre los contenidos y la programación”, dijo.

Sobre el órgano de contralor, Varela sostuvo que hay un “compromiso político” del Frente Amplio de conformar el Consejo de Comunicación Audiovisual “apenas las condiciones así lo permitan”.

 

El Observador, 05 de diciembre de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.