/ La Diaria / Mucho lío

Mucho lío

FLS propuso suspender asignación de canales digitales comerciales para asegurar “equidad y transparencia”

La Mesa del Frente Liber Seregni (FLS), espacio que lidera el vicepresidente Danilo Astori, emitió ayer una declaración en la que considera que “no están dadas las condiciones” para asignar las cinco licencias de televisión digital comercial del área metropolitana y propone postergar la decisión.

El FLS valora como “muy importante y positivo el esfuerzo del gobierno para asegurar un proceso de democratización y apertura a una oferta más plural y amplia” en el marco del llamado. Entiende que una convocatoria de este tipo es “una oportunidad que no se repetirá en mucho tiempo y que un gobierno de cambios debe aprovechar en un doble aspecto”. “Por un lado, apelando a procedimientos diferentes a los que se han utilizado en el pasado para entregar las licencias de uso del espacio radioeléctrico de un bien público, esto es, perteneciente a toda la sociedad, que hace más de medio siglo usufructúan concentradamente determinadas empresas. Por otro lado, para ampliar y calificar la producción y la emisión de contenidos, fortaleciendo la presencia de la cultura nacional en la televisión”, indica el comunicado.

Luego hace referencia a las “dificultades” surgidas en el proceso de adjudicación y enfatiza la necesidad de “asegurar las condiciones de equidad y transparencia que requiere una definición tan relevante como la que está en juego”. “No entramos a analizar los detalles ni las circunstancias particulares. Nos interesa la visión de conjunto y el pleno respeto a los aspectos institucionales, incluyendo las normas en vigencia, así como a las condiciones originales del pliego del llamado”, concluye el comunicado.

Durante el proceso de asignación de canales digitales comerciales, aún inconcluso, hubo denuncias y descargos de los oferentes que apuntaron a cuestionar el accionar y los criterios de la Comisión Honoraria Asesora Independiente (CHAI) en algunos casos, y del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) en otros.

Luego del informe de la CHAI, que calificó en primer lugar a consorcio Giro (cooperativas La Diaria y Demos), en segundo lugar a VTV, en tercer lugar a consorcio Pop TV (productora Oz Media y editorial Bla) y en cuarto lugar a Federico Fasano, este último elaboró una carta pública en la que acusó a los integrantes de la CHAI de querer perjudicarlo. El consorcio Pop también hizo pública una carta, dirigida a la CHAI, en la que cuestionaba los criterios que ésta utilizó para puntuar los proyectos.

A fines de setiembre, el MIEM dio vista a los interesados de un proyecto de resolución en el que proponía asignar las dos frecuencias previstas en el llamado a VTV y a Pop TV. Descartó al consorcio Giro por entender que no acreditaba “solvencia económica”. La decisión motivó la reacción de algunas organizaciones, como la Federación de Cooperativas de Producción del Uruguay (FCPU) y la Coalición por una Comunicación Democrática, que cuestionaron que se excluyera a Giro. El Partido por la Victoria del Pueblo también hizo lo propio en un comunicado. Además, algunos integrantes del Poder Ejecutivo le hicieron saber al presidente José Mujica su opinión contraria a la exclusión.

La semana pasada presentaron sus descargos tres oferentes: Giro, Fasano y Sarmelco SA (de un accionista del diario El País). Giro se centró en probar su capacidad financiera y en cuestionar la dualidad de criterios que utilizó el MIEM a la hora de elaborar su informe. Fasano se centró en cuestionar la capacidad financiera de Pop TV y los criterios utilizados por la CHAI, y Sarmelco en criticar la puntuación de la CHAI.

Complicado y aturdido

El diputado frenteamplista Carlos Varela (Asamblea Uruguay), quien preside además la Comisión de Industria de la cámara baja, en la que se debate el proyecto de ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA), dijo a la diaria que el FLS tomó en cuenta la “confusión que esto ha generado en la opinión pública” a la hora de adoptar la postura que se difundió ayer.

Aseguró que el FLS está “de acuerdo con ampliar la oferta de la televisión, en línea con lo que el gobierno ha venido haciendo”, pero que le “preocupan” dos elementos. Uno de ellos es que “los procedimientos que se siguieron fueron muy acotados en el tiempo”, y evaluó como “un error haber prorrogado la fecha” del llamado. Estaba previsto que la convocatoria se realizara en 2012, pero el llamado estuvo suspendido durante meses por decisión del presidente José Mujica, quien entendió que no había suficientes interesados.

El segundo elemento, acotó Varela, son “las dudas que han surgido respecto a cómo se tomaron las decisiones”. Señaló que la propuesta es “abrir un compás de espera” y evaluar todas las opciones, desde dejar sin efecto el llamado y hacer uno nuevo, hasta proceder a las asignaciones en el marco del llamado realizado; en este último caso, las licencias sólo podrían otorgarse durante el próximo gobierno. “Queremos evaluar los efectos positivos y negativos y las consecuencias jurídicas y políticas de cada decisión que se toma”, señaló Varela.

Consultado respecto de si esta postura tiene como efecto mantener el statu quo en materia mediática -ya que los canales 4, 10 y 12 mantendrían su posición oligopólica en el mercado-, Varela contestó que no. “Al revés, nos parece que lo que está pasando ahora puede llegar a fortalecer el statu quo, y queremos analizar si efectivamente es así”, manifestó. Aclaró que no se trata de una “definición ideológica”. “No estamos diciendo que tiene que haber expresiones de izquierda, que ojalá las haya, sino que tiene que diversificarse las voces. Acá no se está logrando diversificar las voces, y éstas son decisiones difíciles de revertir en el largo plazo”, alertó. Además de dejar sin efecto el otorgamiento de las dos nuevas licencias previstas, el FLS propone en su comunicado hacer lo propio con las licencias digitales destinadas a los actuales canales privados.

El presidente tiene plazo hasta el 26 de octubre para asignar las frecuencias. Según dijo ayer a Montevideo Portal el subsecretario del MIEM, Edgardo Ortuño, en el gobierno existe la certeza de que “la peor opción es dejar todo como está”, y adelantó que se piensa tomar una decisión “esta semana”. “Estamos procesando los descargos y las ampliaciones de información, esperando los informes del equipo técnico para realizar la propuesta”, que se elevará a Presidencia en “el próximo día o día y medio”. Agregó que el comunicado del FLS generó sorpresa: “Este tipo de planteos sorprende, no es constructivo ni aporta a un proceso de decisión que debe ser del conjunto del gobierno y de la fuerza política, y no debe sectorizarse”.

 

La Diaria, 16 de octubre de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.