/ Brecha / Fe de erratas: Vaivenes en la concesión de canales digitales

Fe de erratas: Vaivenes en la concesión de canales digitales

La desprolija recta final para otorgar canales de televisión digital en Montevideo empañó el histórico proceso para el acceso democrático a los medios de comunicación. El malestar en la izquierda, el regreso al ruedo de Fasano, los “errores” señalados por Giro al informe de la Dinatel, y las críticas a Pop tv por “insolvencia económica”, además de arrinconar al gobierno por no usar criterios parejos, lo obligaron a buscar alternativas.

Varios giros ha dado la reñida pugna por los dos canales digitales comerciales que competirán en Montevideo con Montecarlo, Saeta y Teledoce durante 15 años. A través de un proyecto de resolución, el Ministerio de Industria (miem) adelantó que el presidente José Mujica otorgaría un canal digital a vtv y otro a Pop tv, calificados en segundo y tercer lugar por un informe no vinculante de la Comisión Honoraria Asesora Independiente (chai). Y que dejaría fuera al consorcio cooperativo Giro, liderado por La Diaria. A pesar de que fue el proyecto mejor evaluado por la comisión, el gobierno entendió que carecía de “viabilidad económica”, según una particular lectura que la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (Dinatel) del miem hizo de un informe de la Ursec. Además de las objeciones de Giro, hubo fuertes cuestionamientos a esa interpretación de la Dinatel desde filas del Frente Amplio (fa) y en el seno del Poder Ejecutivo –según supo Brecha–, a las que se sumaron las críticas de diversas organizaciones sociales.

A tal punto llegó el malestar que obligó a Mujica a afirmar el martes que esperaría los descargos de los oferentes para resolver si modificaba o no su decisión. Ahora el gobierno estudia la posibilidad de que dos proyectos compartan un mismo canal o que se terminen asignando tres canales, explicó a Brecha una fuente de la Torre Ejecutiva. La primera opción, con el fin de que Giro y Pop compartan un mismo canal, habría sido impulsada por el director de la opp, Gabriel Frugoni, y el asesor presidencial Pedro Buonomo –según El Observador–, aunque ello podría traer problemas jurídicos. Por otro lado, la posibilidad de adjudicar tres canales fue defendida por el subsecretario del miem, Edgardo Ortuño, en una entrevista con Tevé Ciudad, en respuesta a quienes criticaron que para ello debía abrirse un nuevo llamado.

 OBJECIONES. Uno de los vuelcos más significativos fue que los mismos argumentos de insolvencia económica usados por el Ejecutivo para descartar a Giro también dejarían fuera a Pop. Inicialmente ninguno de los dos proyectos presentó documentación que acreditara sus instrumentos de financiación –tampoco lo exigía el pliego–, aunque sólo se le hizo esa objeción al consorcio cooperativo.

Al presentar sus descargos al miem, Giro aportó información sobre su financiación –con la esperanza de “desactivar” las objeciones del gobierno– y detalló los “errores” que tendría el informe de la Dinatel. Concluir que carecen de “capacidad económica” basándose en las observaciones de la Ursec (cuando el organismo no llegó a esa conclusión); o afirmar “erróneamente” que incluyeron mecanismos de financiamiento no tradicionales y que los recursos financieros aportados por socios o no socios modificarían la composición societaria del consorcio, serían algunos de ellos, según Giro.

Cuestionaron también la apreciación de la Dinatel –repetida por Mujica cuando estuvo en Nueva York– de que el consorcio se apoyó principalmente en el Fondes (“Nuestro proyecto resulta sustentable aun sin tomar crédito en dicho fondo”), aunque defendieron su inclusión como fuente de financiamiento. “Me parece un menosprecio absoluto descartar a Giro por acudir al Fondes, cuando precisamente es un proyecto cooperativo y cuando también tenía otras fuentes de financiamiento. Estuvieron un año y medio negociando con el 4, 10 y 12… bien podrían haberse reunido una única vez con Giro, antes de despreciarlos de un plumazo”, opinó también una fuente del Ejecutivo consultada por Brecha. Giro agregó en sus descargos que La Diaria sa tiene balances superavitarios en los últimos tres años y que factura 41 millones de pesos anuales. Adjuntaron una carta del corredor de bolsa Ángel Urraburu –ex presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo– explicando el “alto interés” que existe en el mercado por las herramientas financieras no tradicionales que presentó Giro, así como una nota de un gabinete de inversión extranjero que acreditaría su interés en el proyecto. Criticaron que la Dinatel no evaluara como fortaleza de Giro la disponibilidad de un estudio de televisión –como sí lo hizo con vtv– para producir de forma inmediata contenidos audiovisuales a través del apoyo técnico de Hernán Tajam.

MISMA VARA. Además de Giro y Sarmelco sa (vinculada al diario El País y ranqueada en último lugar por la comisión asesora), presentó sus descargos el empresario Federico Fasano. A pesar de que renunció públicamente al proceso, el ex director de La República cuestionó la evaluación comparativa de la chai y argumentó en un extenso escrito por qué su proyecto debió quedar en tercer lugar y compartir un canal con Giro, dado que Pop no “acredita” capacidad económica ni financiera, no documenta sus ventas al exterior, estima ventas de publicidad “fantasiosas” y es el proyecto que menos trabajadores contrataría. “No exhibieron ni una sola documentación bancaria o notarial”, disparó Fasano.

Una fuente del Ejecutivo consultada por Brecha también cuestionó que el informe de la Dinatel no haya advertido el “optimismo” de Pop –señalado como debilidad por la chai– cuando planteó que llegaría al equilibrio económico en el segundo año y que lograría el 5 por ciento de la torta publicitaria en el primero. “La experiencia internacional en medios muestra que eso no es posible de concretar en un solo año”, apuntó. Además, Pop incluyó como instrumento de financiación 600 mil dólares del Fondo Orestes Fiandra, de la anii: “Si a Giro le cuestionaron que presumía obtener recursos del Fondes, es injusto que no se diga nada de que Pop asume que ganará este fondo de innovación estatal”, explicó una fuente gubernamental. Por otro lado, hay quienes alertan que la apuesta al entretenimiento de Pop (editoral Bla y productora Oz Media), sumado a un acuerdo con Canal 10 para arrendar un estudio de televisión, no auguran la diversificación de la televisión actual.

El pluralismo y la diversificación de la tevé abierta parecen estar en el fondo del debate. Porque también a contrapelo de la recomendación de la chai y de la Institución Nacional de Derechos Humanos (inddhh) de apostar a una competencia igualitaria, el gobierno ya hizo una opción política cuando garantizó al 4, al 10 y al 12 una asignación automática y redujo de tres a dos los canales disponibles para nuevos operadores comerciales. Ahora tiene dos semanas –hasta el 26 de octubre– para que la montaña de expectativas que despertó este inédito proceso no termine pariendo un ratón.

Así no

A nivel del fa, sólo el pvp emitió un comunicado donde señala su preocupación por la posibilidad de descartar a Giro, mientras que el Partido Socialista analizó los “endebles argumentos” de Mujica y sostuvo que “se está perdiendo una oportunidad de consolidar los sectores cooperativos en la comunicación” (según declaró a La Diaria el diputado Yerú Pardiñas). Aunque otros dirigentes frenteamplistas criticaron en voz baja la decisión, fueron las organizaciones sociales las que no tardaron en reaccionar. La Federación de Cooperativas de Producción de Uruguay pidió al gobierno que “revea a la brevedad la injusta decisión”. La Asociación Mundial de Radios Comunitarias (amarc) exigió que se “respeten” las comisiones asesoras para que “el acceso a los medios no siga quedando en las manos de los mismos de siempre”. La Coalición por una Comunicación Democrática –sin la firma de la Asociación de la Prensa Uruguaya, que se excusó por integrar la chai– criticó que se haya dejado fuera un “proyecto colectivo que ha demostrado sobradas credenciales como proyecto de comunicación”, y afirmó que el proceso ha estado signado por un permanente “tire y afloje” entre los “canales concentrados, el poder político y la sociedad civil”. Apuntó como “opción más sencilla” que se asignen tres canales y que “el mercado decida cuáles son los más aptos para mantenerse”.

 

Brecha, 11 de octubre de 2013 – Marcos ReyFoto: Sandro Pereyra

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.