/ todo / Fasano impugna al grupo Pop: carece de solvencia económica

Fasano impugna al grupo Pop: carece de solvencia económica

Texto completo de la evacuación de vista formulada por el postulante Dr. Federico Fasano Mertens sobre la adjudicación de señales de televisión digital en Uruguay, a ser otorgados por el Poder Ejecutivo.

Montevideo, 9 de octubre de 2013

Sr. Ministro de Industria, Energía y Minería

Ing. Roberto Kreimerman

Federico Fasano Mertens, se presenta en tiempo y forma, evacuando la vista que me fue conferida el 25 de setiembre pasado sobre la adjudicación de canales de televisión comercial abierta digital en la ciudad de Montevideo.

Por medio de la presente y en el marco del Pliego de Condiciones, vengo a controvertir aspectos de la calificación que la CHAI realizó en la fase de Evaluación Global del proyecto por mí presentado, los que fueron determinantes para que no se me mantuviera en el tercer lugar obtenido en la puntuación de la etapa calificatoria objetiva incluyendo el rubro de ‘’señales propias’’ y desalojándome además del primer lugar de los seis únicos rubros competitivos de puntuación objetiva sumados, para ubicarme erróneamente en el cuarto lugar de la puntuación general.

Al mismo tiempo,por otras y por estas mismas razones planteo mi impugnación a su recomendación primaria al Presidente de la República,para que adjudique un canal comercial digital completo a la productora Oz y Editorial Bla, consorcio Pop en formación, en base a las consideraciones que formularé en el capítulo B de esta evacuación de vista conferida.

En general considero que los procedimientos establecidos tienen enfoques erróneos de análisis, a partir de que no es razonable evaluar en términos comparativos propuestas de señales compartidas, con canales completos.

Hubiese sido meritorio para la CHAI no aceptar calificar de esta forma o bien desglosar las señales de los canales completos para compararlas con proponentes que solamente aspiran a una señal compartida.

A la fecha y a estar por informaciones de prensa, esto se agravaría si fuesen ciertas las intenciones del gobierno de transformar en canales compartidos dos propuestas que exclusivamente son validables en los términos ajustados al Pliego del llamado si se consideran como canales completos.

Cualquier planteo de retacear espacio al proyecto de la productora OZ y Revista Bla, consorcio Pop en formación, la quitaría automáticamente de la competencia por ser una propuesta cerrada y estratégicamente diseñada y proyectada como modelo de negocio en base a 2 señales, más el segmento one-seg denominado por los proponentes como 3ª. Señal, más la señal espejo estándar.

Si ya hoy su propuesta carece del respaldo económico necesario como lo demostraremos más adelante, ese cambio haría que se cayese su modelo de negocio propuesto, y ni siquiera serían válidos todos sus puntajes obtenidos en la calificación objetiva.

Por ejemplo, para el caso de que la otra propuesta de canal completo ganadora en el total del puntaje, demuestre en esta vista su capacidad de financiación, (carencia objetiva por la que se la eliminó de la competencia), automáticamente debería quedar descartada de acuerdo al Pliego la propuesta de la productora Oz beneficiada con el mayor puntaje en la evaluación subjetiva a pesar de haber sido penúltima en la puntuación objetiva de los 6 items competitivos con excepción de ‘’señales propias’’.

En tal caso la propuesta ganadora reintegrada a su primer lugar solamente podría compartir canal con la mejor propuesta  para canal HD compartido que sería la propuesta Fasano.

Paso a explicitar las razones de mis reclamos amparados en el derecho que otorga el Pliego a los proponentes, detallando las diversas vertientes de argumentación para controvertir e impugnar sus opiniones y recomendaciones.

CAPITULO A

REFUTACION DEL INFORME DE LA CHAI SOBRE DEBILIDADES DEL PROYECTO FASANO

1) La CHAI dice textualmente sobre mi proyecto: ‘’Escasa inversión en capital trabajo. Propone invertir 600 mil dólares, cifra muy escasa para afrontar posibles desequilibrios financieros en el corto plazo’’.

En la etapa de Evaluación Global, la Comisión comete un error de lectura del proyecto presentado.

En la explicación solicitada y pormenorizadamente contestada se plantea el desglose del millón de dólares (U$S 1.000.000) inicialmente invertido.

Informamos que U$S 257.714 se destinan a infraestructura, cuidadosamente detallada rubro por rubro, y U$S 742.286 más U$S 10.000 que se pusieron de más en el rubro ‘’compra de producción extranjera’’.

Es decir U$S 752.286 se destinan a programación.

La CHAI comete un error de cálculo del 25% y a partir del mismo evalúa una inversión menoscabada, a la que señala como ‘’debilidad’’ del proyecto, al mismo tiempo que ubica en el primer lugar de la evaluación subjetiva, el proyecto del Consorcio POP que promete invertir en programación con aportes  propios, la exigua cifra de $10.600.000 (U$S 481.818), apenas poco más de la mitad de nuestra inversión documentada.

Por tanto venimos legítimamente a reclamar explicación sobre sus razones para calificar al proyecto Fasano de propuesta ‘’débil’’ con una inversión de U$S 752.286 para una programación de U$S 2.400.000 en señal HD compartida, mientras recomienda al Consorcio POP como propuesta ‘’fuerte’’ con una inversión de solo U$S 481.818 para una programación de U$S 4.600.000 en canal completo HD+SD+SD2+ONE SEG.

Atendiendo a nuestro derecho como oferentes exigimos el reconocimiento del error y el retiro de la calificación de ‘’débil’’ sobre nuestra inversión y al mismo tiempo cuestionamos que se considere como ‘’fortaleza’’ la mínima inversión del Consorcio POP.

Aprovechamos en este numeral a contestar también la conclusión de la Dinatel que dice textualmente: ‘’En resumen es una propuesta que se apoya en la reconocida trayectoria y experiencia del Dr. Fasano, con aspectos innovadores, cuya debilidad es su sustentabilidad en tanto su modelo de negocio no logra demostrar que puede concretar la programación proyectada’’.

Nuestra propuesta, tanto en la página 51 del Tomo III del proyecto, como en la página 38 del Tomo I, así como en las respuestas 1-a, 2-b, 3-c y 4-d a las preguntas formales de la CHAI, explica pormenorizadamente cómo se va a sustentar año por año un proyecto de señal HD compartido, que cuenta con recursos debidamente certificados en forma bancaria y notarial.

Documentado y demostrado está.

Guste o no a funcionarios de su Ministerio y a algunas organizaciones integrantes de la CHAI, que a estar por sus declaraciones han generado en el Presidente, ‘’miedo de tener problemas con los trabajadores’’…al no ser sustentable.

Apelamos a la buena fe de la Administración para no insistir en decir al Presidente en palabras, lo que los números le desmienten en la cara.

Por tanto reclamamos explicación técnica fundamentada sobre cómo la CHAI y la Dinatel, sin por lo menos cuestionar concretamente cada cifra documentada, pudieron afirmar, sin prueba alguna, que nuestro modelo de negocio ‘’no logra demostrar que puede concretar la programación proyectada’’.

Lo menos que esperamos es que se indiquen en forma concreta y pormenorizada las cifras y los datos que avalan esa sentencia errónea que contradice las cifras que presentamos.

No es posible en un llamado público, dictar una sentencia sin demostración, ni fundamentos.

En esta vista los estamos reclamando.

2) La CHAI dice textualmente sobre mi proyecto: ‘’Tiene la expectativa de llegar al equilibrio operativo en el primer año de funcionamiento, lo que puede considerarse una hipótesis muy optimista. El no cumplimiento del supuesto generaría desequilibrios financieros, y el proyecto no contempla cómo resolverlos’’.

Sr. Ministro, la Comisión vuelve a cometer un error de lectura del proyecto presentado.

El proyecto es un todo no solo una parte.

En las respuestas a las preguntas de la CHAI, que forman parte integral del expediente, afirmamos que nuestro proyecto recién se equilibra en el cuarto año.

Y en la pregunta 4-d de la CHAI, explicamos pormenorizadamente cómo se cubriría, el déficit mensual año por año, aplicando el superávit logrado sin contar los costos de programación de ficción, el que sería aumentado con fondos propios, ahí sí contando los costos de programación de ficción.

Hemos probado con rigor, que tanto los documentos bancarios, como los certificados notariales y nuestros estados de responsabilidad, así como el millón de dólares iniciales, cubrían con creces el déficit de los primeros años.

Este rubro que fue considerado por la CHAI  una debilidad, más bien fue una de las grandes fortalezas de nuestro proyecto.

Esperamos que vean ahora lo que no han podido o querido ver hasta la fecha.

3)  Dice la CHAI: ‘’Tiene una baja inversión en programación. Es el proyecto que menos invierte en programación, cifra que no alcanza los 2,5 millones de dólares por año. Se ha considerado a la inversión global en programación como un indicador de la calidad económica de la programación’’.

No compartimos el criterio de la CHAI, a mayor despilfarro mejor producción.

La cultura audiovisual universal está poblada de ejemplos de obras de calidad realizadas con mínimos presupuestos.

En nuestra presentación escrita y pública del proyecto fuimos muy claros en que instalaríamos en la televisión nacional una oferta de nuevo tipo, con parámetros distintos a los utilizados por la televisión mercantil, de la que es fiel representante la propuesta de POP TV por usted recomendada al Sr. Presidente, lo que en esta vista estamos cuestionando.

Nos negamos a aceptar que nuestro error fuera creer que los criterios meramente comerciales no serían los que moverían la decisión de un gobierno de izquierda.

Entendemos que no es una debilidad sino una fortaleza presentar una programación innovadora de U$S 2.400.000, que es demostradamente sustentable, por la documentación ofrecida y por las dificultades publicitarias de plaza.

Por el contrario, señalamos con energía la debilidad de la propuesta seudo industrialista de la productora OZ de poner en escena proyectos faraónicos que prometen  programaciones de 5 millones de dólares y que dicen serán costeadas con la captura de más de 7 millones de dólares de publicidad, cifras absolutamente fantasiosas.

Fortaleza es plantear un modelo realista más modesto pero sustentable y pensando en el público objetivo determinado en el Pliego.

Con máximo respeto creemos que ya es hora de desmontar la ficción de la productora Oz. Nos referimos a ella por ser la especialista en producir contenido audiovisual, habitualmente contratada y funcional a la matriz de una televisión fomentada por el oligopolio.

Una matriz, señor Ministro, que sus recomendaciones al Presidente, afirma y consolida en lugar de modificarla, ya que no permite recomendar al único modelo diferente al statu quo, que fue el que nosotros propusimos por escrito y fundamentamos con franqueza en la audiencia pública. http://www.presidencia.gub.uy/sala-de-medios/videos/audiencia-publica-tv-digital-presentacion-fasano

Nuestra lectura es que no es cierto que el consorcio recomendado por su Ministerio haya pensado en un modelo flexible para desarrollar sin estructura física propia, un modelo en red para generar industria audiovisual y de software.
Lo hicieron porque NO TIENEN COMO FINANCIAR otro modelo.

Por otra parte, el llamado no fue realizado para premiar a los que más prometían sino a los que demostraran que sus promesas podían ser cumplidas.

Lo hicieron vendiendo espejitos de un modelo digital, de contexto 360 y demás tecnolenguaje de moda, que solo es canto de sirena para distraer de su drama central: no tienen capital propio, ni anunciantes concretos prevendidos.

Apenas cartas de reconocimiento a su actividad profesional detrás de las que no hay UN DÓLAR prometido en inversión por ningún anunciante.

La CHAI se embelesa con el envase  del proyecto del consorcio POP en formación (¨ La propuesta fue presentada con un altísimo grado de profesionalismo.  Su desempeño en la Audiencia Pública también fue muy destacado, incluyendo material audiovisual –preparado especialmente para la ocasión”).

Sin evaluar que no está pensada para crear y mejorar industrias, audiovisual y de software.

Su discurso ha sido construido durante un año para apenas ser el maquillaje tras el cual  ocultar que no pueden respaldar económicamente su pedido de canal completo HD+SD+SD2+ONE SEG.

Y peor aún si tienen que compartirlo, porque se cae todo su teórico modelo de expectativas irreales, hasta demostración de lo contrario.

Presentan como realidad lo que solo es aspiración pero a su vez la confiesan en la audiencia publica. http://www.presidencia.gub.uy/sala-de-medios/videos/audiencia-publica-tv-digital-presentacion-pop

¿Porqué IMPUGNAMOS LA SOLVENCIA ECONÓMICA FINANCIERA DE POP?

Porque la productora OZ más la revista BLA más cada uno de sus 5 integrantes individualmente considerados más el consorcio en formación como tal apenas respaldan con capital propio el 25% de lo que la propuesta Fasano demuestra que posee en concreto como inversión real.

Por eso también apoyamos en nuestro rol de ofertantes la solicitud de la COALICION POR UNA COMUNICACIÓN DEMOCRATICA para que el Presidente Mujica “PIDA AMPLIACION DE INFORMACION A LOS PROYECTOS BIEN CALIFICADOS  QUE LE PRESENTAN DUDAS”.

EN NUESTRO CASO EL PROYECTO FASANO, QUE ESTA PRIMERO EN LA SUMA DE LOS RUBROS OBJETIVOS O QUE ESTÁ TERCERO CUANDO SE PUNTUAN LAS SEÑALES PROPIAS QUE EVALUAN A LOS QUE PIDIERON CANALES NO COMPARTIDOS,  Y LO HACEN CAER AL ULTIMO LUGAR CUANDO LA DECISION PASA A SER SUBJETIVA.

El presidente con todo respeto, debería tener miedo de los cantos de sirena y no de las propuestas realistas y adecuadas a nuestro mercado, presentadas además por quien ha demostrado su compromiso y su eficacia en el enfrentamiento contra el statu quo.

¿POR QUÉ IMPUGNAMOS LA FALACIA INFORMATIVA SOBRE EXPORTACIÓN DE LA PRODUCTORA OZ?

Sabedores de que alguien desmontaría su falacia a nivel de nuestro pequeño mercado, creemos que montaron una segunda falacia de respaldo: su “experiencia exitosa” en producir y vender para el exterior lo que mágicamente daría garantías de éxito de ventas de formatos, latas y contenidos.

A pesar de no aparecer registro de ventas al exterior en sus balances.

Y si quienes juzgan y otorgan son independientes de cualquier interés salvo el de una mejor televisión nacional democratizadora tendrían que revisar el balance donde no hay un dólar de facturación por ventas al exterior.

Su lenguaje profesional sirve como cortina de humo para hacer aparecer como reales garantías, fondos de ANII , fondos privados para el desarrollo de la industria audiovisual, Instrumentos bancarios a futuro, préstamos, créditos y factoring, siempre y cuando sus supuestos clientes se conviertan en reales deudores de facturas descontables.

Demasiada fantasía. No aplicada a contenidos sino a convencer de lo que no existe.

Quizas de esa mágica habilidad derive su nombre.

Ilusionistas que sedujeron a sus espectadores de la CHAI con el formato de su presentación.

Cuando lo que importa no es el espectáculo de pirotecnia gráfica, audiovisual y verbal sino la prueba concreta puesta sobre la mesa para aspirar a un canal completo y exclusivo.

Hechas estas reflexiones al tiempo que impugnamos la adjudicación preliminar a POP TV, también sostenemos que el gobierno quedaría obligado a darle a Oz un canal completo y no puede quitarle nada de su proyecto porque anularía toda su propuesta que ya es insostenible.

La opción es de hierro, o le dan un canal completo a Oz o la devuelven a su penúltimo lugar obtenido en el puntaje objetivo.

Ya que si la propuesta de canal completo ganadora en puntaje demuestra su viabilidad financiera hasta ahora no probada, el gobierno no puede compartir ese canal entre el consorcio GIRO y otro aspirante a canal completo quitándoles a ambos espacios que sustentarían los modelos de negocio analizados y juzgados.

De haber una fórmula para compartir un canal solamente podría adjudicarse a un proyecto de señal compartida pensado desde siempre para compartir , ampliar y democratizar la oferta televisiva nacional: y solo dos oferentes se presentaron para ocupar ese sitio, aunque con objetivos opuestos: Federico Fasano y el diario El País.

4) Dice la CHAI: ‘’Tiene una baja relación de costo por hora de programación nacional innovadora. El proyecto presentado registra un costo por hora de ficción nacional de menos de 2.000 dólares, y de otra programación innovadora de 195 dólares por hora. Según referencias de mercado y de práctica de producción de ficción y otros programas innovadores a escala nacional, son montos demasiado bajos’’.

En nuestro caso el planteo correcto es que compraremos contenido de ficción en lo que hace a cine nacional y planteamos pagar aproximadamente 2000 dólares por título, con derechos por dos años.

Fuimos claros en informar que abonaríamos por concepto de compra de derechos de exhibición un poco menos de dos mil dólares, cifra mayor a la que abonan los canales privados actualmente por derechos de emisión. La CHAI debe haber recibido el informe de la CADU sobre el tema de costos de mercado y les habrán dicho como ejemplo que Canal 12 recientemente pagó por 2 años de emisión de películas nacionales la suma de 1.500 dólares.

Es una ofensa a la inteligencia hacernos decir que nosotros íbamos a producir ficción nacional a un costo de 2.000 dólares la hora, cuando nos referíamos a compra de derechos de exhibición.

En cuanto a la propuesta de producción de ficción series y telenovelas planteamos trabajar en un sistema de co-producción con empresas locales y extranjeras, proponemos cubrir al menos 30% de su costo con servicios propios y con efectivo, tal como lo detallamos en nuestro modelo de negocios y en las cinco preguntas que nos formulara formalmente la CHAI, sobre ese tema.

5) Dice la CHAI: ‘’Es la propuesta con mayor cantidad de coproducción de ficción televisiva. Sin embargo, estudiando los montos destinados para este fin, se concluye que, aun en la modalidad de producción planteada en las aclaraciones, los mismos son absolutamente insuficientes para asegurar un nivel mínimo de calidad’’.

A cualquier lector profesional independiente le resultaría llamativo que se puedan realizar apreciaciones tan exactas cuando el pliego con las bases del llamado nunca solicita la presentación de guiones, ni siquiera sinopsis, solamente pide una grilla tentativa.

O bien los miembros de la CHAI son futurólogos o tienen un poder de deducción sobre contenidos y su costo, que va más allá de lo creíble.

6) Dice la CHAI: ‘’Esto se suma a que la estrategia de internacionalización, está muy poco desarrollada, lo cual no permite visualizar la manera de obtener por este lado una fuente de financiamiento adicional para estas producciones’’.

La política de internacionalización ha sido desarrollada casi en titulares ya que en el año de tiempo que tendremos antes de poner en marcha nuestra señal, se consolidarán los contactos firmes y no especulativos de acuerdo a los parámetros que los actores del sector audiovisual ya conocen e interactúan en el marco de las normas internacionales de uso.

Hasta aquí las refutaciones a las 6 ‘’debilidades’’ expresadas por la CHAI a nuestro proyecto.

CAPITULO B

IMPUGNACION DE RECOMENDACIÓN DE ADJUDICACION AL CONSORCIO POP
La vertiente de nuestra impugnación está basada en la carencia de respaldo patrimonial y solvencia económica mínima de las empresas recomendadas para la adjudicación: productora Oz Media y Revista Bla, consorciadas en POP en formación.

l) Ni la productora Grupo Oz SRL, la revista Bla SRL, el Consorcio en formación POP, Grupo Oz  SRL, Revista Bla SRL y ninguno de sus cinco titulares, Pablo Arriola, María Soledad García, Elena Seré, Julio Wolman y Gustavo Martino, acreditaron solvencia económica mínima para financiar el proyecto comunicacional que presentaron.

La CHAI destaca con razón el envase, la forma de presentación, pero no dice nada sobre el contenido en sus aspectos fundamentales: viabilidad económica.

¿Será porque no exhibieron ni una sola documentación bancaria o notarial?

Apenas una referente a una propiedad por valor de $1.968.825 y vehículos por valor de $379.558, es decir un total certificado de solo $2.348.383, es decir U$S 106.744 suma harto insuficiente para un proyecto que promete una programación de U$S 4.600.000 anuales.

II)  Si el análisis económico de la CHAI  resolvió obviar la falta de acreditación, cabe preguntar y así lo hacemos, ¿sí para usted señor Ministro surge claramente de los balances y estados de responsabilidad presentados, que el patrimonio neto de las dos empresas y de sus cinco titulares, todo sumado, alcanza a la suma de $15.405.555 o sea U$S 700.229, suma, además, no líquida y exigible y harto insuficiente para un proyecto que promete una programación de US$ 4.600.000 anuales?

Para dar un punto de referencia, nuestro proyecto documentó un patrimonio neto de $59.755.073 o sea U$S 2.716.139, cuatro veces superior al del Consorcio Pop, y además para financiar un proyecto de un monto de la mitad del que se compromete el consorcio impugnado.

Para alcanzar ese patrimonio neto del Consorcio en formación, cuya capacidad de sostener su promesa económica financiera controvertimos, se tuvo en cuenta la declaración del valor de las cuotas sociales de los tres integrantes de Bla SRL y el resultado de patrimonio neto del último balance de Oz SRL, del 31 de diciembre de 2012, cuya declaración contable revela un resultado de patrimonio neto de $4.730.888, es decir U$S 215.040, a los que se sumaron los patrimonios netos de los 5 integrantes del consorcio.

Como agregado en este ítem debemos destacar que en entrevista a medio de prensa en junio de 2012, el Sr. Pablo Arriola declara a Contacto TV que ‘’estamos preparándonos para ese momento y desarrollando un proyecto para postularnos por una licencia de una señal de Televisión digital’’.

Es decir que a un año de preparación de su modelo de negocio, la solvencia económica del Consorcio POP fue cuasi descalificada por la CHAI en la puntuación objetiva y su proyecto también ocupó el quinto lugar entre los seis presentados en cuanto a solvencia económica se refiere.

III)  Obviamente la CHAI habrá, como nosotros lo hicimos en nuestro análisis, desestimado por carecer de racionalidad y credibilidad, el valor que los dos integrantes de Oz SRL, Arriola y García, atribuyeron a su empresa en sus estados de responsabilidad individuales. Arriola declaró que su empresa vale a su juicio $37.110.000 o sea U$S 1.686.818, de los cuales el 50% le pertenece ($18.555.000 o U$S 843.409) mientras que García declaró lo mismo en su estado de responsabilidad, afirmando que Oz SRL tiene a su juicio un valor de $.37.110.000 o sea U$S 1.686.818 de los cuales el 50% le pertenece ($18.555.000 o U$S 843.409).

No es creíble que una empresa que exhibe en sus balances un patrimonio neto de U$S 215.040, mientras su último balance arroja un resultado positivo de solo $426.061, es decir U$S 19.366, pueda multiplicar su valor un 800% como si fuera el milagro evangélico de los panes y los peces.

Por otra parte, otro dato del valor real de esa empresa lo otorga el hecho de la venta de la tercera parte de sus cuotas sociales realizada por la socia Cecilia de la Paz Suzacq por un valor de U$S 56.860, lo que multiplicado por tres da una suma máxima de U$S 170.580, cifra ésta que guarda relación con el patrimonio neto del último balance de U$S 215.040 que fue el que tomamos en cuenta.

Cierto es que el grupo Oz debe haber subido de valor por la gestión de sus titulares, pero estimar que en pocos años con una utilidad anual de solo
U$S 19.366, haya subido de los U$S 170.580, única cifra comprobable del valor por venta certificada de las cuotas sociales, a U$S 1.686.818, diez veces más en tan escaso tiempo y con tan escasas utilidades, parece insostenible.

IV)  Del flujo de fondos presentado por el Consorcio POP surge claramente que solo se obligan a aportar con recursos propios, sin documentación alguna, la suma de $10.600.000 en dos años, suma absolutamente irrisoria tomando en cuenta el costosísimo proyecto comunicacional presentado por lo que parece increíble que con esta debilidad económica, en primera instancia se le haya  recomendado al Presidente, que le adjudique al Consorcio POP un canal completo.

Ningún criterio serio de análisis se atrevería siquiera a compararlo con nuestro flujo de fondos,($22.000.000), que para un proyecto de solo una señal compartida, con un costo la mitad del valor que el ofrecido por el consorcio, se compromete a aportar con recursos propios, eso sí, documentados, más del doble de lo que promete, sin documentar, el consorcio POP.

V)  Tampoco en liquidez la productora de marras puede considerarse competente en garantizar la solvencia que el Estado exige. Ni compararse en materia de liquidez y exigibilidad, la casa y vehículos que a juicio de los propios interesados no suman más de U$S 106.000, con nuestra tenencia de certificados bancarios, acciones y créditos a cobrar plenamente documentados, líquidos y exigibles.

VI) Otro elemento que llevan a considerar no creíble el proyecto comunicacional del Consorcio POP, es su aspiración  de  sustentar su proyecto, mediante la captura de U$S 7.400.000 de la publicidad televisiva, siendo el más optimista de los seis proyectos presentados.

En su propio testimonio en audiencia pública declaran que han conversado con anunciantes, pero las cartas de empresas que adjuntan son meros testimonios de conocimiento personal y reconocimiento a la capacidad profesional como productores y ninguna de ellas compromete apoyo económico concreto.

Todo se reduce a palabras. Y el dinero no aparece.

A mero título informativo, recordamos que nuestro proyecto solo aspira obtener mucho menos de la mitad de esa cifra y le sobra.

El realismo parece no ser el punto fuerte del Consorcio POP.

Incluso porque en estos tiempos de ciclos económicos cambiantes, dinámicos, y las más de las veces demostradamente imprevisibles para economistas de talla mundial, la productora hace ostentación de una visión económica cuasi delirante pretendiendo que sin capital inicial suficiente se les crea, en su promesa de un desarrollo exitoso en los próximos 15 años (2014-2029).

VII)  Otro elemento de incredulidad es la afirmación de que llegarán al punto de equilibrio en solo 18 meses, siendo el proyecto también en ese aspecto, el menos realista de las seis ofertas presentadas.

VIII) La vertiente creativa de la productora OZ puede reconocerse sin embargo, señor Ministro, cuando quizás a la espera de un análisis superficial de sus examinadores, se comprueba de sus propios balances  que no tienen ningún ingreso por ventas al exterior.

Cuestionada ya la capacidad técnica de la CHAI, agregamos ahora nuestro cuestionamiento a su dedicación al estudio a fondo de un tema de nivel nacional que afectará a generaciones enteras.

¿Qué miró la CHAI para destacar las fortalezas del proyecto POP, al que ubicó en el primer lugar de la puntuación subjetiva, cuando destacó su experiencia en la venta de su producción en el exterior?
Seguramente, no sus balances. Porque de todos los balances analizados del Consorcio POP, surgen sí, ventas en plaza, pero ninguna venta en el exterior.

Su experiencia en esa materia tendrá que ser probada en los hechos a los proponentes, al Presidente y a la ciudadanía.

En esta etapa todos los oferentes se encuentran en ese segmento, en igualdad de condiciones.

IX)  ¿Un modelo de negocio digital o apenas neoliberal?

Mientras el gobierno en el pliego destacaba a los empleos directos como un valor de los proyectos, el consorcio en formación POP, presentaba una propuesta que es la que menos recursos humanos contrata de los seis proyectos presentados.

Sin embargo, la CHAI -no se sabe desde  qué escenario de análisis- lo considera una fortaleza, cuando es a todas luces una debilidad.

Porque el objetivo de ayudar a generar más y mejor industria audiovisual es objetivo del gobierno y de todos los actores del sector y no de una productora que usa este objetivo como excusa para dar pocos empleos directos para un canal completo, sobre la base de no tener estructura física.

Sin función no hay funcionarios, parece ser su pensamiento.

X)  Analizando los únicos seis segmentos competitivos de puntuación objetiva (no nos detenemos en el rubro ‘’señales propias’’ porque no es un rubro competitivo), el proyecto del Consorcio POP se encuentra ubicado en el penúltimo lugar de la competencia y solo pudo pasar al tercer lugar y de ahí a ser recomendada su adjudicación, al ubicarlo en el primer lugar absoluto de la puntuación subjetiva, ignorando todas las razones que esta evacuación de vista conferida, está destacando.

Seguramente nos estamos adelantando a la pregunta que hará el Presidente de la República al analizar estas vistas.

¿Cómo es posible que un proyecto ubicado en el penúltimo lugar de la evaluación objetiva, pase al primer lugar de la evaluación subjetiva?

Bueno, también habría que preguntarse, ¿cómo es posible que nuestro proyecto ubicado en el primer lugar de los seis rubros de puntuación objetiva, pase al último lugar de la evaluación subjetiva?

Estas son, señor Ministro, las consideraciones que nos merecen los Informes de los órganos dependientes de su Cartera, del cual se nos ha dado vista.

Esperamos que ya fuera de las presiones de los diversos intereses involucrados, pueda usted y el Presidente de la República, compartir nuestros argumentos a tiempo,  para modificar los errores cometidos en un proceso de singular importancia para la democracia informativa de nuestro país, que la historia no dejará, en modo alguno, de evaluar cuando le llegue su tiempo.

Porque siempre, indefectiblemente, señor Ministro, ese tiempo llega.

 

LaRed21, 11 de octubre de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.