/ El Observador / PIT-CNT pidió confidencialidad en llamado de televisión digital

PIT-CNT pidió confidencialidad en llamado de televisión digital

La central sindical participa por un canal comunitario en Montevideo.

El PIT-CNT pidió ayer por carta al gobierno que mantenga en reserva la información enviada para participar del llamado de televisión digital comunitaria. El escrito está dirigido al subsecretario de Industria, Edgardo Ortuño, y solicita también una prórroga de diez días para cumplir con los datos adicionales solicitados por la Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicación (Ursec).

La central sindical se presentó al llamado por uno de los dos canales comunitarios para Montevideo que el Poder Ejecutivo definió está dispuesto a otorgar.

La otra propuesta partió de un grupo de empresarios de las cámaras de Industria y Comercio y de la Asociación Rural, mientras que una tercera, conformada por un grupo de iglesias evangelistas, llegó tarde y no está claro aún si todavía está en carrera.

La Ursec le pidió al PIT-CNT (que compite en nombre del Instituto Cuesta Duarte) que entregue comprobantes de estar al día con el Banco de Previsión Social (BPS), el Banco de Seguros del Estado (BS) y la Dirección General Impositiva (DGI). También exigió los estados contables de los últimos tres ejercicios económicos del Cuesta Duarte.

La nota dirigida a Ortuño, a la que accedió El Observador, aparece firmada por el coordinador Fernando Pereira y el secretario de prensa y propaganda Gabriel Molina. El PIT-CNT explica allí que la demora en dar la información requerida se debe a los atrasos laborales de sus profesionales en la “correcta presentación” de la documentación.

En el llamado de la televisión digital comercial, la señal de cable VTV (Saomil SA), vinculada a la empresa Tenfield, pidió lo mismo que el PIT-CNT, y el Poder Ejecutivo declaró confidencial la información referida a su situación económica.

“Mi canal, el canal compañero”, pretende financiarse con recursos propios de sus afiliados, aportes desde el exterior y contribuciones de trabajadores, por medio de la venta de bonos. “Nuestra idea es distinta a lo que estamos acostumbrados a ver. No solamente habrá información sindical. No va a ser un magazine sindical. Obviamente va a tener información de sindicatos, pero a su vez tendrá un montón de cosas, con compañeros que saben mucho”, dijo Molina a El Observador semanas atrás.

 

El Observador, 12 de setiembre de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.