/ todo / La banda ancha de Uruguay es la más barata de la región

La banda ancha de Uruguay es la más barata de la región

Uruguay tiene el quinto mejor precio en el mundo solo superado por Corea del Sur, Eslovaquia, Estonia e Israel.

Una Internet relativamente rápida y de bajo costo hace que Uruguay sea el quinto país más barato del mundo con banda ancha de 2,5 Mpbs, el menos costoso por mega de la región y el que ha bajado más los precios en los últimos tres años, según el informe “Los precios de la conectividad en América Latina y el Caribe” llevado adelante por la Universidad de San Andrés de Buenos Aires. En el estudio se relevan los planes de banda ancha ofrecidos en el segmento residencial por los principales operadores en los mercados más relevantes de la región, donde queda claro que aún se está lejos de los números de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En conexiones baratas, Uruguay se ubica en primer lugar en América Latina y quinto a nivel mundial, solo superado por Corea del Sur, Eslovaquia, Estonia e Israel. Ese servicio en el país, de conexiones de banda ancha de 2,5 Mpbs, cuesta menos de US$ 25. Le sigue en la región Brasil, que con su puesto 13 a nivel global ofrece un servicio de poco más de US$ 25 en conexión de más de 2,5 Mpbs.

La brecha de precios en relación a la OCDE, sin embargo, continúa siendo amplia. Si bien algunos países de la región tienen precios comparables a los de estos países –como Uruguay–, en promedio una conexión de al menos 2,5 Mbps cuesta casi tres veces más en América Latina, de US$ 73,6, que en la OCDE, de US$ 27,2. Para este examen de precios se utiliza el tipo de cambio ajustado por el criterio de paridad de poder de compra (PPP, en inglés), con el que pretende excluir distorsiones en los valores nominales de las monedas.

El reporte de la Universidad de San Andrés explica que cuando se hace referencia al costo del plan más barato de conectividad, se trata de las ofertas con baja velocidad y con límites en la descarga de datos. En este sentido, se utiliza como indicador el costo del plan más barato que ofrece una velocidad de descarga de al menos 2,5 Mbps y un tope de descarga de datos de por lo menos 2 GB, “aunque en la práctica en América Latina, a diferencia de otras regiones, la gran mayoría de los planes en este segmento son de tarifa plana (sin límites a la descarga de datos). Este indicador representa un segmento de mayor volumen en el mercado de acceso, y permite además la comparación respecto a los países de OCDE”.

En Uruguay el 58% de la población tiene acceso directo a Internet, una cifra que lo coloca entre los países de mayor penetración de América Latina junto con Chile, según el reciente informe “Usos de Internet en Latinoamérica” elaborado por la consultora Tendencias Digitales, con sede en Caracas, Venezuela.

Este análisis, señala que de cada 100 uruguayos 19 son internautas, es decir, personas que realizan un uso frecuente de Internet. En cuanto al uso menos frecuente, la media de la región es del 37% de la población. Luego de Uruguay y Chile, los países que tiene mayor nivel de ingreso son Argentina (57%), Puerto Rico (55%), Colombia (50%), Costa Rica (47%) y República Dominicana (41%).

A fines de agosto pasado, la presidenta de ANTEL, Carolina Cosse, dijo que el motivo por el cual no todos los hogares del Uruguay cuentan con conexión a Internet “no responde a temas económicos sino culturales”. La titular de la compañía telefónica estatal, cuya inversión total alcanzará este año los US$ 210 millones, aseguró que la apuesta para eso se enmarca en el proyecto de fibra óptica que ya llega a 520.000 hogares en todo el país. “En orden mundial, el promedio es de 10 %, en Uruguay estaremos en el 25 %”, indicó Cosse.

“La capacidad de transmisión que ofrece la fibra óptica es de 120 MW, 12 veces más que la velocidad que se puede alcanzar en cobre, y por el diseñado en ingeniería. Si en unos años decidimos cambiar el equipamiento podría aumentar aún más la velocidad”, dijo Cosse.

Más calidad

En tanto, en el análisis de la Universidad de San Andrés de la conectividad de mayor calidad, el informe tomó como base al plan más barato que ofreciera como mínimo 15 Mbps de velocidad de descarga. Los investigadores del centro universitario volvieron a encontrar diferencias importantes entre la región y las naciones de la OCDE, en la que este tipo de servicio es ofrecido en todos sus países. En “solo” 13 de los 20 países latinoamericanos relevados existen ofertas de conectividad residencial con velocidad superior a 15 Mpbs, destaca el reporte.

“Nuevamente Brasil y Uruguay aparecen como los países de mejor performance en la región, con precios comparables al promedio de los países OCDE. En otros, como Perú y Ecuador, la oferta existe pero los altos precios resultan en un mercado de escala muy limitada. En este segmento la brecha de precios respecto a OCDE se amplía a 3,5 veces”, enfatiza el informe del centro universitario argentino.

En este ranking, de la calidad y costo de la conectividad de más de 15 Mbps, Uruguay queda un poco más lejos de la punta, en la posición 25 –en torno a los US$ 40–, y superado en la región por Brasil, en el lugar 21. El podio de la lista vuelve a estar conformado, en el mismo orden, por Corea del Sur, Eslovaquia y Estonia. El costo de este servicio en Corea se ubica en US$ 15.

El más barato

Para completar el cuadro, Uruguay también es el más barato por mega en la región. El costo es de US$ 0,75 PPP por mega, bastante por debajo del promedio de América Latina y el Caribe que se posiciona en US$ 13,6. En este aspecto, a nivel mundial, el país está ubicado en el lugar 31; el líder es Japón, con un costo de US$ 0,04 PPP por mega.  

A partir del análisis de esta variable, el reporte asevera que en los mercados de “mayor desarrollo de la región, tal como Uruguay, Brasil y Chile”, se comprueba un amplio rango de precios como “resultado de las estrategias de segmentación del mercado de los operadores. Esto favorece la adopción en la medida en que los hogares pueden adecuar el gasto a sus diferentes preferencias de conectividad”.

El estudio también dice que existe una amplia dispersión de precios dentro de la región y que en la comparación por costo de Mbps de descarga –donde se nota más la relación costo-calidad-velocidad– se nota aún más las diferencias con la OCDE. “Mientras en promedio para un hogar en la OCDE el costo de 1 Mbps de velocidad de descarga puede ser de apenas US$ 0,51 PPP, un hogar en  América Latina enfrenta un costo de al menos US$ 13,6 PPP, es decir casi 27 veces mayor”.

En referencia a la evolución del precio, el país es el que más abarató los costos en los últimos tres años, en un contexto de una reducción de precios generalizado en América Latina y el Caribe. Entre 2010 y 2013, Uruguay redujo en más de 55% el costo del acceso a la banda ancha fija. Lo sigue Brasil con casi 50% y en el fondo se encuentra Trinidad y Tobago que apenas mejoró este indicador en este período.

En otro estudio divulgado este año y realizado por la Unidad de Innovación y Tecnología (TIC) de la CEPAL se compara el costo de banda de ancha entre países de Europa y de América Latina y confirma las conclusiones del reporte de la universidad argentina: la diferencia de precios entre Europa –donde es mucho más barato– y la región es “abismal”. Se reafirma además que Uruguay se encuentra entre los países de América Latina con menor costo.

“Mientras el costo por Mbps de descarga se ha reducido significativamente en el período 2010-2013 (-58%), el umbral de entrada al mercado para un hogar promedio ha tenido una variación significativamente menor (-11%), lo que señala la preferencia de los operadores por competir en calidad de servicio en el segmento de  hogares de ingresos medios y altos. Esa reducción en los precios de acceso no ha sido suficiente para acortar la brecha respecto a países de la OCDE”, concluye el informe de la Universidad de San Andrés.

++

Internet móvil

El segmento de banda ancha móvil es el que ha presentado mayor dinamismo en los últimos años, indicó el estudio de la Universidad de San Andrés. Respecto a banda ancha móvil para PC, los precios en la región varían entre US$ 30 en Brasil y US$ 4 en Costa Rica, un dato similar al del segmento de planes básicos de conectividad fija. “El promedio favorece al segmento móvil (US$ 14,3 vs. US$ 18,7 en el acceso fijo), si bien en la mayoría de los casos los topes de descarga de datos resultan menores en este segmento”. El precio en Uruguay, de la fija y la móvil, son muy parecidos, por debajo de los US$ 15 y por encima de US$ 10. En cuanto a los smartphones, otro camino para la banda ancha móvil, el promedio regional de US$ 1,14 por 50 MB con plan prepago confirma que esta modalidad de acceso representa una alternativa promisoria para ampliar la conectividad a los sectores de menores ingresos en América Latina.

 

Por encima del promedio mundial

Con un promedio de 16,69 Mpbs de ancho de banda de bajada para servicios residenciales de acceso a Internet, Uruguay se ubicó en el primer lugar en América Latina y por encima del promedio mundial de velocidad, indicó un reciente estudio de la herramienta Net Index de la empresa Ookla y que publicó la página web de ANTEL.

De acuerdo a esta última encuesta, el país se colocó en el puesto 38 en el mundo, cuando hace dos años estaba en la posición 135 en el planeta y 13 en la región. Uruguay supera a Chile, que tiene 9,59 Mpbs de ancho de banda de bajada, y a Brasil con 7,69 Mpbs. También está por encima del promedio mundial, en la actualidad ubicado en 14,26 Mpbs.

En su portal, ANTEL recordó que un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indicó que Uruguay es uno de los países con mayor penetración de Internet de América Latina.

ANTEL asegura en su portal que ofrece “la mejor conexión a Internet en la región”, gracias a un cambio en la infraestructura del acceso a través de datos móviles de GSM a 3G, “comenzando el despliegue de la nueva red LTE de cuarta generación, aumentando el ancho de banda internacional de nuestro país sobre la nueva infraestructura de cables de fibra óptica submarinos, y cambiando la tecnología de acceso masivo a través del exitoso Proyecto de Fibra Óptica al Hogar, que totaliza hoy más de 535.000 hogares”. “ANTEL ha desplegado y desplegará la vanguardia tecnológica con un gran compromiso social, que permite que Uruguay esté preparado para el futuro, colocándose como una empresa líder a nivel de telecomunicaciones”, añade.

 

El Observador, 30 de setiembre de 2013 – Pedro Dutour

 

Comments are disabled

Comments are closed.