/ todo / Frank La Rue defendió proyecto de Ley de SCA

Frank La Rue defendió proyecto de Ley de SCA

Democratizar los medios.

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (Ley SCA) promovida por el gobierno uruguayo no es una ley mordaza y representa un avance en la democratización de los medios audiovisuales, dijo el relator Especial de Libertad de Opinión y Expresión de la ONU, Frank La Rue. El experto defendió el horario de protección al menor. Empero, afirmó que la iniciativa puede mejorarse en algunos aspectos.

El relator Especial de Libertad de Opinión y Expresión de la ONU, Frank La Rue, aseguró que el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (Ley de SCA) promovido por el gobierno uruguayo, representa un avance en el proceso de democratización de los medios de comunicación y no puede valorarse como un ley mordaza.

La Rue destacó, durante una conferencia en la Torre Ejecutiva, que el proyecto se elaboró durante dos años de “intenso debate y consulta” con diferentes actores del mundo audiovisual en Uruguay, y que el mismo supone “un paso importante en la legislación de servicios audiovisuales”. “Es un ley que democratiza los medios audiovisuales y, por consiguiente, facilita la libertad de expresión”, dijo el experto.

La Rue afirmó que “toda ley debe ser mejorada”, pese a lo cual el actual proyecto “es un gran paso salir de la falta de transparencia que existió en el pasado de cómo se asignaba el uso y usufructo de frecuencias y si se pagaba o no por ese servicio”. “Estos son recursos del Estado, que al igual que los recursos del subsuelo deben ser regulados para el beneficio del Estado, es decir, de la población de un país, y no recursos privatizados en beneficio de uno o dos individuos”, afirmó La Rue.

En esta línea, el experto señaló, ante una consulta del público, la necesidad de impulsar una desmonopolización y desconcentración de los medios de comunicación, mediante una identificación de los propietarios de frecuencias y evitar la generación de ficciones comerciales que violenten este principio. La desmonopolización debe ser “real y efectiva”, aseveró La Rue.

Además, La Rue descartó que el actual proyecto de ley se trate de una “ley mordaza”, ya que la protección de la niñez y el fomento a la producción de contenidos nacionales no pueden valorarse como “limitaciones” a la libertad de expresión. “Tanto la protección de la niñez como la promoción de contenidos nacionales (…) suponen condiciones más que limitaciones a la comunicación”, dijo La Rue.

Por tanto, este hecho no puede ser considerado “jamás” como una mordaza. “No creo que eso esté amordazando la posibilidad de hacer crítica política, de dar opiniones, de sugerir políticas nuevas. Uno puede discutir más o menos regulaciones, pero son regulaciones legítimas que en todas partes del mundo existen”, valoró La Rue.

En esta línea, La Rue formuló un consejo público a las autoridades de Andebu: “Uno no puede estar gritando ‘lobo’ todo el tiempo, es malo llevar el debate a una polarización excesiva (…) Hay que reivindicar la libertad de expresión, pero no excederse, en el momento en que uno siente que hay limitaciones comerciales, a llamarle ‘limitación a la libertad de expresión’ o ‘leyes mordazas’”, señaló.

Protección al menor

El relator Especial de Libertad de Opinión y Expresión de la ONU dijo que la regulación del horario de protección al menor entre 6:00 y 22:00 horas es un elemento necesario para la protección de los derechos de la niñez que existe en todas partes del mundo, y que los noticieros están alcanzados por esta norma.

La Rue indicó que durante el intercambio con algunos actores se le planteó la preocupación de que el horario de protección al menor afecte la información difundida por los noticieros. En este sentido, explicó que este principio procura la protección de los derechos de la niñez, pero no representa un mecanismo de censura y existen alternativas para informar sin contravenir el mismo.

El experto consideró que los noticieros pueden informar sobre los hechos de violencia extrema como los existentes en Siria o los atentados similares al ocurrido contra las Torres Gemelas y difundir imágenes de los mismos, pero esto debe hacerse dentro de parámetros éticos. En esta línea, la difusión de los hechos violentos debe hacerse con “advertencias” sobre la existencia de “escenas conmovedoras y de extrema violencia para que los padres tomen sus propias decisiones”. “Con eso estoy satisfecho, eso es proteger a la niñez y de la misma forma informar al público, no se trata de cerrar los espacios”, dijo La Rue.

La idea de estas pautas es alcanzar un balance entre el derecho a informar y la protección de la niñez, pero con un criterio rector que establezca que el derecho fundamental es la protección de los niños. “Se puede informar sobre hecho reales y sangrientos del mundo, pero preservando el derecho superior de la niñez”, afirmó La Rue.

 

Caras y Caretas, 03 de setiembre de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.