/ El Observador / El presidente no tiene quien le escriba

El presidente no tiene quien le escriba

Consideraciones acerca del proyecto de ley de medios en Uruguay.

La preocupación coincidente de productores de programas, intendentes, y todos quienes en general nos vinculamos con este tema, se resume en una frase en que el presidente José Mujica, en una entrevista concedida a CNN en Español expresa: “Creo que los medios de comunicación deben en cierta medida expresar nuestro rostro cultural y preservarlo. No quisiera que los mecanismos televisivos de Uruguay quedaran en manos de dos o tres grandes multinacionales de carácter colosal… Estoy hablando de la uruguayez, de la orientalidad”. (1)

A partir de una campaña que se inició por el canal de cable a+V, bajo el concepto de Una nueva forma de colonialismo, denunciando las prácticas que al mejor estilo “imperialista” emplean todos los artilugios necesarios para lograr su fin, vuelve a ponerse en agenda el tema de las multinacionales. En los contactos con el interior del país se podía apreciar la preocupante penetración de esas empresas en los hogares uruguayos, multinacionales privilegiadas al autorizarse su operación en todo el territorio, en desmedro de más de 200 empresas de televisión por abonados y sus producciones locales. Era hora de pronunciarse con toda claridad en relación a la nueva forma de colonialismo y ponerle coto. Así, el Poder Ejecutivo, por decreto de 31 de diciembre de 2012 –decreto 775 del MIEM– intenta poner un límite que luego, en su parte dispositiva, no se logra. Al respecto, quiero aclarar que en alguna prensa se publicó como que había convencido al presidente a ello. Eso no es así, no lo dije porque lo único que hice fue sugerirle el instrumento, es decir la herramienta de poner un límite. Pero además el presidente no hace caso, piensa coincidentemente o no.

El espíritu del decreto expresado en sus “considerando” reflejaba una vez más su posición al respecto. He aquí algunos párrafos: “I) Que el mercado de servicios de televisión para abonados que se constituyera en el inicio sobre la base del principio de territorialidad, se encuentra conformado en la actualidad por un conjunto de operadores que, en su mayoría, prestan sus servicios sobre áreas geográficas limitadas del territorio nacional; II) Que las empresas que se han ido desarrollando, a su vez, han influido en el desarrollo de producciones locales de televisión que hoy se pueden ver en todo el país; III) Que la excepción al principio de territorialidad realizado en las autorizaciones otorgadas para algunos operadores, puede producir un grado de concentración no deseado atendiendo al principio de diversidad y afectando el desarrollo de los operadores limitados a un área territorial determinada; IV) Que en virtud de ello, y sin afectar derechos adquiridos, se entiende necesario limitar la participación en el mercado de los operadores de televisión para abonados, evitando la generación de monopolios u oligopolios”. Lamentablemente, en su parte resolutiva, se padece un error en donde al poner “hogares censo 2011” en lugar de “hogares con televisión para abonados Censo 2011” el porcentaje de limitación (25%) se duplica, lo que en lugar de limitar blanquea, fijando un porcentaje en relación a los hogares con televisión para abonados de casi el 50%. El decreto está hoy vigente y no ha sido corregido.

Es en esa línea como expresan los fundamentos del decreto referido, que las disposiciones legales deberían alentar las producciones audiovisuales uruguayas promoviéndolas en lugar de limitarlas y someterlas a una competencia que favorece a las extranjeras como hemos antes demostrado. La preocupación del presidente, como ha expresado respecto a estas “multinacionales colosales”, están contradichas en el proyecto de ley de medios, y no se trata de adaptaciones, ya que el espíritu está reflejado en sus expresiones y en la parte expositiva del decreto 775/012. Luego quienes elaboran el proyecto parecen desconocer lo expresado por la autoridad máxima del Poder Ejecutivo, y elaboran esta línea de limitaciones lamentables a lo nacional, promoviendo por consiguiente el avance de las multinacionales colosales…

Y repito el párrafo “puede producir un grado de concentración no deseado atendiendo al principio de diversidad y afectando el desarrollo de los operadores limitados a un área territorial determinada”, porque al gravar a las empresas por televisión para abonados, a las producciones, a la televisión abierta, el proyecto va en contra de la preocupación del presidente, de afectar el desarrollo de los operadores limitados a un área, que son los operadores uruguayos, y –por tanto– limitan las producciones uruguayas que en esas empresas se realizan. El presidente no tiene quien le escriba… l

(1) La Diaria. Publicación 9 de abril de 2012

Por Jorge De Feo – Director responsable de canal 10 durante 37 años –1967 a 2003 – Asesor a+v desde abril de 2011 a la fecha

 

El Espectador, 10 de setiembre de 2013 – Jorge De Feo – Opinión

 

 

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.