/ todo / Consorcio Giro: “Si se sigue adelante” con la actual resolución sobre TV digital “la televisión uruguaya cambiará muy poco”

Consorcio Giro: “Si se sigue adelante” con la actual resolución sobre TV digital “la televisión uruguaya cambiará muy poco”

La decisión del Poder Ejecutivo de asignar los dos canales de televisión digital comercial en Montevideo a VTV y a Pop TV generó polémica por haber dejado afuera al consorcio Giro, integrado por las cooperativas La Diaria y Demos, que había sido el mejor puntuado por la Comisión Asesora Independiente. En diálogo con En Perspectiva, Marcelo Pereira, director de La Diaria, Damián Osta, que ha trabajado en el proyecto económico-financiero del consorcio, y Florencia Donagaray, de la cooperativa Demos y quien participó en el diseño televisivo, criticaron la resolución y defendieron el plan de negocios del proyecto. Buscando que se reconsidere la medida, el lunes mantendrán una reunión con el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, para “darle nombres de inversores dispuestos a ser socios en este emprendimiento”. “Si el Poder Ejecutivo está dispuesto a democratizar y a diversificar las voces que hoy en día llegan a la televisión uruguaya debería reconocer lo que la comisión técnica le sugiere”, señalaron.

Consorcio Giro: "Si se sigue adelante" con la actual resolución sobre TV digital "la televisión uruguaya cambiará muy poco"

EMILIANO COTELO:
El 31 de julio pasado se llevó a cabo la audiencia pública en la que se presentaron en sociedad las seis empresas interesadas en los dos nuevos canales de televisión digital que habrá en Montevideo. Allí explicaron sus propuestas y contestaron preguntas de la audiencia, de quienes estaban presentes allí, y también de los evaluadores.

Uno de los proyectos pertenecía al Consorcio Giro, integrado por las cooperativas La Diaria y Demos.

En la presentación de los proyectos en la audiencia pública, Damián Osta, quien trabajó en el proyecto económico-financiero del Consorcio Giro, decía las siguientes palabras:

“Queríamos antes que nada reconocer que estamos viviendo un momento histórico, sea lo que sea que pase. Llegar hasta acá de la forma que se llegó es fruto de un proceso de años de trabajo de la sociedad civil, que se ve reflejado también y sobre todo en buenas prácticas de gobierno que hoy nos permiten estar ante ustedes dando a conocer nuestras ideas y dándonos a conocer en un país donde históricamente los medios han estado cubiertos por un manto de duda, de testaferros, de discrecionalidades. Entonces para nosotros esto que está pasando hoy es muy importante, independientemente de lo que termine resultando o de lo bien que nos vaya.”

Finalmente el tiempo de evaluaciones de las propuestas pasó, y si bien Giro había obtenido la mayor puntuación en el informe de la Comisión Honoraria Asesora Independiente (CHAI), esta semana el Poder Ejecutivo decidió, en principio, que Giro quede afuera y que los dos primeros canales se asignen a VTV y al consorcio Pop TV.

Giro reaccionó de inmediato y anunció que presentará sus descargos ante el gobierno. Pero también la decisión despertó la crítica de algunos periodistas de La Diaria, que, a título personal, vía Twitter, plantearon mensajes de tono muy duro, por ejemplo: “No quiero hacer suposiciones, solo pienso que la izquierda perdió una oportunidad histórica de hacer las cosas en forma transparente”.

¿En qué consiste la propuesta de Giro?, ¿cuáles son sus argumentos para pelear hasta el último minuto la adjudicación? Vamos a conversar ahora en En Perspectiva con Marcelo Pereira, director de La Diaria, Damián Osta, que ha trabajado en el proyecto económico financiero del Consorcio Giro, y Florencia Donagaray, [integrante de la cooperativa Demos] que participó en el capítulo del diseño televisivo.

La cooperativa que edita el matutino La Diaria es bastante conocida ya por los oyentes, de todos modos, vamos a ubicar algunos datos. ¿Qué cantidad de ejemplares está comercializando hoy La Diaria?

DAMIÁN OSTA:
Actualmente La Diaria tiene 9.700 clientes. Nosotros tenemos suscriptores de dos y tres días, y de todos los días, entonces de La Diaria hay 8.000 suscriptores y de la revista Lento exclusivamente hay 1.700.

EC – La revista Lento es la que ustedes editan de manera mensual.

DO – Además de los 1.700 suscriptores exclusivos de Lento hay 3.900 suscriptores de La Diaria que además reciben la revista.

EC – Cantidad de personas que integran la cooperativa: 47.

DO – Sí.

EC – ¿Cantidad de puestos de trabajo en total?

DO – 120.

EC – ¿Y cuántos años lleva La Diaria en la calle? Siete

MARCELO PEREIRA:
Casi siete y medio.

EC – Menos conocida es la cooperativa Demos, ¿podemos aclarar, Florencia, quiénes son ustedes?

FLORENCIA DONAGARAY:
Demos se formó de cara al proyecto y está integrada por gente vinculada a la industria audiovisual: productores, técnicos, guionistas y realizadores. Los que estuvimos más que nada llevando esto al hombro hemos sido José María Ciganda, Darío Klein, Gonzalo Frasca, Julieta Keldjian, Adolfo Wasem, Leandro Lagos, Gabriel Budiño y Jaime Vázquez. Se ha armado como una cooperativa inicial para trabajar este tema, que está conformada básicamente por gente que en el audiovisual le ha tocado siempre estar trabajando del otro lado.

EC – ¿Cómo es a grandes rasgos el proyecto de televisión digital abierta que ustedes presentaron al Poder Ejecutivo? Una primera aclaración que habría que hacer es que ustedes se proponen utilizar las dos señales, la de alta definición (HD) y la SD.

FD – El llamado permitía la posibilidad de presentar un proyecto por una sola señal. Nosotros lo hicimos por un canal completo. Planteamos un proyecto que como canal propone el uso de dos señales, una HD y otra SD, y cada una de ellas tiene una programación distinta. Las dos son de corte generalista pero parten de lugares muy distintos y como orientación unificadora del canal de Giro decimos que es para gente que está interesada en el quehacer político, social y cultural de la sociedad; gente interesada en el debate, en la crítica, en el humor y en la reflexión, que creemos que por la magra oferta que tiene la televisión abierta de nuestro país ha ido migrando poco a poco hacia la televisión paga e internet.

EC – ¿Con qué criterios van a encarar ustedes ese tipo de contenidos que están mencionando?

FD – El criterio principal para todo tipo de contenido, ya sea un periodístico o un programa para niños, es que busque algo más que simplemente entretener. El elemento fuerte con el que salimos a defender el prime time de la grilla HD, por ejemplo, es que está centrado principalmente en los contenidos periodísticos, que es una gran carencia en la oferta actual de la televisión abierta.

EC – Aclaremos por las dudas, prime time es un término que en la jerga televisiva está muy consolidado pero quizás no todos los oyentes lo dominan. Prime time es el horario central, el de las primeras horas de la noche.

FD – Exacto, que con los años varió un poco, no es algo estático, pero actualmente empieza a las 21.00 y termina 22.30. Varía un poco, pero es el horario caliente en el que hay más gente mirando.

EC – En ese horario lo que ustedes proponen es una tira de programas periodísticos.

FD – Exacto. Nuestra programación se organiza por franjas temáticas y en la noche el plato fuerte son contenidos periodísticos diferentes. Lo que queríamos mostrar es que aunque estemos desacostumbrados por ser televidentes acá en Uruguay, donde hay escasa oferta periodística, se puede hacer periodismo en televisión y hay maneras muy diferentes de hacerlo a nivel de formatos y de géneros televisivos.

EC – ¿De qué manera se realizará la producción, cuánto habrá de producción nacional y de extranjera?

FD – Nosotros tenemos un 85% de producción nacional y el restante son enlatados, producción extranjera. Dentro de ese 85% un 30% sería en régimen de coproducción. Al momento nosotros sabemos que nos interesa generar contenidos periodísticos propios pero que también dentro de ese espacio destinado a lo periodístico es fundamental tener contenidos coproducidos. Porque la coproducción ha sido relegada de una manera bastante fuerte por los canales abiertos y se va ahogando a un sector del mercado televisivo, el de la producción independiente, que no puede crecer. No hay hábito de que los canales compren a productores independientes. De esa manera se va sesgando muchísimo la diversidad de voces en la pantalla.

Entonces es una oferta básicamente compuesta por producción propia y mucha coproducción.

EC – Marcelo Pereira, ¿por qué ustedes desde un diario, que además innovó en el mercado uruguayo, intentan ahora poner un pie en la televisión? ¿Qué van a trasladar del concepto de La Diaria en este otro proyecto?

MP – El proyecto de La Diaria es un proyecto de comunicación que se ha expresado a través de un periódico en papel primero, de un sitio web, de una revista, y que tiene vocación desde el inicio de jugar en todos los terrenos posibles para lograr lo mismo, que es apostar a sectores de la población uruguaya que pensamos que tienen una demanda insatisfecha en términos de comunicación. Y desarrollar una propuesta que cultive un poco más la vida inteligente, la apuesta a otro tipo de sensibilidad, de valores incluso, a una manera de estar en contacto con el mundo o de pararse a mirarlo. Esto por supuesto incluye la dimensión audiovisual, que es central y muy fuerte en la conformación de los puntos de vista, de las opiniones, de los valores de las sociedades. A pesar de que el desarrollo tecnológico está produciendo una cantidad de movimientos en este sector en todo el mundo pensamos que los canales de televisión siguen siendo una plataforma bien importante para desarrollarse en esto, aunque no sea la única. Y que estar en ella permite también avanzar con más facilidad hacia las demás: la televisión en internet y otra serie de cosas que están en el futuro, o están empezando a suceder, como el hecho de que la gente en realidad consuma contenidos audiovisuales desde distintas pantallas, no solamente en el living de su casa sino cada vez más en otros dispositivos portátiles, hechos para esto o para otras cosas, que se van interconectando cada vez más y permiten ya en el caso de la televisión digital. Y por supuesto de otros formatos que van a venir, una interacción, que sean medios de intercomunicación y no simplemente grandes megáfonos con los cuales un emisor se dirige a un público que se limita a recibir.

EC – En este proyecto La Diaria, entre otras cosas, va a jugar el papel de agencia de noticias. Eso lo establecen ustedes en el documento que presentaron.

MP – Claro, porque una fortaleza obvia de esto es que ya tenemos una infraestructura montada y gente bastante solvente en lo que hace para estar atenta a la agenda de noticias y producir lo que termina saliendo en el diario o en la web. Eso por supuesto es un insumo para el canal de televisión, que también contará con gente que va a estar en otras áreas, porque un canal no es solamente una empresa periodística, y la programación de un canal no es puro periodismo, cumple otras funcione. En la parte periodística es un poco obvio que generemos lo que ya estamos haciendo y tenga otras vías de salida. No solamente como repetición, porque además un canal no puede ser nunca un diario en pantalla, como la radio no es prensa leída ni la televisión es radio filmada, son lenguajes distintos, específicos. Pero bueno, evidentemente ahí tenemos una fortaleza que se va a canalizar a través de Giro.

EC – Una pregunta más a propósito del proyecto, que de algún modo ya nos acerca al punto crítico de la discusión de estos días. Tomo para eso un mensaje que llega desde la audiencia, de Juan Alberto, dice: “Me cuesta entender por qué dan pelea por una tecnología que en realidad ya pasó. Es como quedar triste por no haber sido adjudicado en trenes a vapor”. Lo que dice Alberto es que lo que manda ahora y lo que va a mandar en el futuro es internet, y que ustedes perfectamente podrían montar este mismo canal en internet, y ahí lo podrían ver todos, porque la conexión a internet en Uruguay en particular se está extendiendo de manera casi masiva.

DO – Sí, puede tener razón el oyente. También es cierto que el año pasado el mercado de la publicidad de la televisión en Uruguay ascendió a 60 millones de dólares, no estamos hablando de un soporte muerto, sino de un soporte en transformación. Nosotros en la propuesta partimos de la base de una propuesta transmedia.

EC – ¿Cómo es eso, cuál es el modelo de negocios?

DO – El modelo de negocios es un modelo 360 que trascienda la pantalla, que derrame desde la pantalla hacia las redes sociales y hacia la vida afuera de la televisión. Nosotros en términos de modelo de negocios lo que decimos es que hay que diversificar las fuentes de ingreso, no se puede pensar en el largo plazo un canal que viva exclusivamente de la publicidad tradicional. Y hay que entender la propuesta como una plataforma cultural, que es un poco lo que hemos aprendido en estos años de construcción de la comunidad La Diaria, que sostiene al periódico.

Lo que en todo momento importa es lo que tengas para decir, los soportes varían, van mutando, pero lo que busca por lo menos un sector de la población, al que nosotros queremos apuntar, es contenidos que de cierta forma tengan una sensibilidad parecida a la que La Diaria ha mostrado en estos años. Por eso también la pregunta de por qué nos metemos en esto: porque pensamos que en la televisión uruguaya hace falta un abordaje, una sensibilidad, una mirada similar a la que nosotros hemos desarrollado en todos estos años.

EC – De todos modos, como quedaba dicho, ustedes se proponen que en definitiva este canal de televisión digital sea como una gran usina de producción cuyos productos después se vuelcan de diferentes formas, ya sea en teléfonos móviles, en internet, y en otros soportes. Ustedes hablan por ejemplo de la posibilidad de exportar, de no quedarse simplemente con la producción para el mercado nacional. ¿Cuánto juega ese factor, la venta al exterior?

DO – En términos realistas no es posible exportar en los primeros años de funcionamiento del canal porque para poder exportar un formato el músculo que desarrolle el grupo de producción requiere de un tiempo de afianzamiento y de un tipo de conocimiento en los mercados de televisión en el exterior. Lo que nosotros hicimos –de hecho la alianza está creada desde un principio– es crear un acuerdo con Televisión América Latina, que es una red de canales de todo el continente, a través del cual vamos a crear un informativo regional basado en las principales noticias emitidas por los informativos de cada uno de esos canales haciendo una edición central y usando ese producto en forma exportable. Pero no hay duda que la exportación de formatos viene después y en nuestro plan de negocios no tiene un peso importante en los primeros años.

EC – En seguida vamos a concentrarnos sí en lo que sostiene el Poder Ejecutivo para tomar la decisión que en principio ha tomado, que es que Giro no tenga uno de los nuevos canales de televisión que se están otorgando.

EC – Seguimos conversando con Marcelo Pereira, Damián Osta y Florencia Donagaray, del Consorcio Giro, uno de los aspirantes a tener uno de los dos nuevos canales de televisión digital comercial en Montevideo que el Poder Ejecutivo se dispone a resolver, porque todavía en realidad no ha resuelto, lo que hay es un proyecto de resolución.

Marcelo, Damián, a ver quién contesta lo que viene a continuación. Hablemos de esta resolución del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), que dice que si bien se comparten las valoraciones positivas realizadas por la CHAI sobre el proyecto presentado por Giro se considera sustantiva la observación realizada por la Ursec [Unión Reguladora de Servicios en Comunicaciones] respecto a la capacidad económica del consorcio. Y se advierte que “la necesidad excluyente de acceso a mecanismos de financiamiento ‘no tradicionales’, cuya disponibilidad no fue documentada, determinan la carencia en la ‘viabilidad económica de la ejecución de la propuesta’”. Esto fue lo que llevó a desaconsejar el otorgamiento de la autorización. ¿Qué responden ustedes?

MP – Primero que nada: esto fue lo que llevó al MIEM a desaconsejar la autorización del proyecto, no llevó a la Ursec a desaconsejar nada, ni a la CHAI, que nos coloca con máxima puntuación entre los aspirantes. Lo que hay aquí es que la Ursec, que está encargada básicamente de chequear y verificar los requisitos técnicos que tienen las propuestas, señala que nuestro proyecto tiene una diferencia con los demás que está explícita en la parte de nuestro plan de negocios, que cuando se hizo el llamado iba a ser público, como todo el conjunto de la propuesta, pero al final no lo fue, por motivos ajenos a nuestra voluntad. Otro de los aspirantes pidió que fuera confidencial la parte referida a lo económico financiero y el Poder Ejecutivo decidió que fuera confidencial esa parte para todos los aspirantes, pero nosotros el plan de negocios lo redactamos con la intención de que fuera público y transparente.

EC – Esa es una buena aclaración, porque si el oyente va a las páginas del Poder Ejecutivo donde está volcada toda esta información se va a encontrar con que de cada uno de los aspirantes hay dos documentos y falta un tercero, que en realidad es el primero: el proyecto económico financiero. Ese no lo van a encontrar porque no está publicado en ninguno de los casos. Así que ahora pasamos a discutir a propósito de algo que yo por lo menos no conozco, o que nadie conoce. Ustedes nos van a decir cómo era la propuesta de ustedes.

MP – Sí, claro, porque además fue hecha con la intención de ser pública y transparente.

EC – Aclaremos, fue VTV que solicitó que no se dieran a conocer estos documentos.

MP – Sí, Saomil SA, que es la propuesta formada para esto.

Hay una diferencia y está en que, como en cualquier emprendimiento, uno se plantea en un plan de negocios qué es lo que quiere realizar, con qué gradualidad a lo largo del tiempo, y cómo van a ir ingresando fondos para sostener el desarrollo inicial del proyecto hasta que vaya generando sus propios ingresos. En Uruguay no sucede por lo general, y no ha sucedido en este caso, que se presenten millonarios al llamado y digan “yo ya tengo de antemano todo el patrimonio necesario para afrontar los gastos que me va a llevar este proyecto hasta que empiece a generar sus propios ingresos”. Una de las cosas que puede pasar, el mecanismo tradicional, es que se presente un documento de una institución bancaria que por ejemplo diga: “si a estos señores les otorgan un canal de televisión digital, les voy a dar un préstamo de tal monto que lo van a pagar de tal manera”. Eso es parte de los insumos en el plan de negocios, después hay que ver si es razonable el desarrollo que se prevé para ir pagando ese préstamo, porque esa no es plata que tenga la gente que lo promueve sino plata que le van a prestar.

Nosotros preferimos hacer las cosas de otro modo, por motivos muy simples: somos dos cooperativas y queremos seguir siéndolo, queremos que el canal sea gestionado por los trabajadores como lo es La Diaria, que también en ese sentido sea un canal independiente. Entonces no queríamos integrar a un socio que aportara capital de entrada a la empresa que se presenta al llamado, porque eso nos habría implicado comprometer bastante la independencia del proyecto. Lo que previmos como manera de que vaya ingresando dinero para sostener la etapa inicial del canal es el recurso a otras herramientas, completamente normales y habituales en cualquier mercado: las obligaciones negociables, un fideicomiso, la emisión de partes sociales de la cooperativa.

Esto marca una diferencia que la Ursec la señala, por eso dice que la situación de patrimonio inicial en este caso no es lo que va a sustentar, hay que ver el desarrollo financiero. Esto tiene que verse en la propuesta financiera, que es donde se prevé cómo va a ir entrando plata. El problema es, dice la Ursec, que eso no está documentado. Sí, claro, nosotros no presentamos un documento que dijera: “yo voy a comprar obligaciones negociables de este consorcio” o “yo voy a invertir en eso”. Pero los inversores están y se pueden documentar. Si eso es lo que precisa el Poder Ejecutivo, que le traigamos a un señor o varios que digan: “Sí, yo quiero invertir un monto de dinero que va a ser suficiente para lo que necesita esta gente porque me interesa, porque es un buen negocio, porque están bien puntuados, porque quedaron en primer lugar, y porque la televisión es un negocio rentable”, bueno, entonces le podemos presentar esa gente al Poder Ejecutivo.

EC – De la audiencia llegan mensajes como el de María del Buceo, que dice: “Soy suscriptora de La Diaria, ¿no es posible realizar una campaña o acciones para ayudar a que los fondos sean considerados suficientes a efectos de iniciar el emprendimiento? Creo que nos beneficiaría a todos”. ¿Podrían efectivamente los suscriptores participar del financiamiento?, ¿esa es una de las chances?

DO – La emisión de partes sociales de la cooperativa es algo que está previsto en la nueva ley de cooperativismo. Antes las cooperativas no podían emitir partes sociales como forma de capitalizarse, y esto permitiría que alguno o varios suscriptores de La Diaria pudieran comprar partes sociales. Ese camino para nosotros es muy valorable y afectivamente es muy reconocible, el mensaje da cuenta de lo que sienten los suscriptores de La Diaria por el emprendimiento, pero no resuelve. Hacer televisión sale muy caro y para llevar adelante este proyecto se necesita mucha plata y se necesita contar con inversores que apuesten a este negocio, porque ahí es donde queremos centrar nuestro alegato: nosotros en La Diaria hicimos posible lo imposible, que La Diaria saliera como salió y llegara a ser hoy el segundo diario más leído y vendido del país es un ejemplo de que se puede –a pesar del pesimismo local– innovar en el modelo de comercialización, en la construcción de complicidad o de comunidad con la audiencia. La existencia de La Diaria demuestra que en este país se pueden tener nuevos medios, se puede innovar.

EC – Por lo visto el Poder Ejecutivo está reclamando que ustedes sean más concretos.

DO – Y lo vamos a ser, estamos esperando una reunión con el Poder Ejecutivo –ya está solicitada– para darle nombres de inversores que están dispuestos a apostar junto con nosotros, a ser socios en este emprendimiento que, repito, fue al que el comité técnico recomendó que se adjudicara el canal. El comité técnico evaluó no solo la propuesta comunicacional sino todos los aspectos del proyecto presentado…

MP – Incluyendo el plan de negocios.

DO – Exacto, el Poder Ejecutivo está desoyendo una recomendación, que si bien no es vinculante es muy fuerte, de un comité técnico que nos evaluó desde los aspectos comunicacionales pero también el modelo de negocios. Lo que dice Marcelo: el puntaje que recibimos nosotros en el plan de negocios, en el flujo de fondos, es el más alto.

EC – Para ir redondeando, ¿cuánto juega el Fondes [Fondo de Desarrollo] en el esquema de financiamiento que ustedes tienen previsto? Porque ese es el tema en el cual ha puesto énfasis el presidente Mujica ayer mismo desde Nueva York. Dijo: “Hay propuestas muy buenas, pero muy débiles desde el punto de vista económico. Hay una concreta, que es la que presentaba un grupo cuya base es un periódico conocido que funciona. Pero hace un mes, por el carácter cooperativo, nos pidieron en el Fondes un apoyo para sacar una revista. Un apoyo de 400 mil dólares. Y si para sacar una revista precisabas un préstamo, no me pidas un canal ahora. Porque además, si me pedís plata para eso y me pedís un canal, quedo como si te doy plata, levanto centro y voy a cabecear. Es una lógica infantil”, terminó diciendo Mujica.

DO – Yo lo que le respondo a Mujica es que a él no le pedimos nada. Nosotros pedimos asistencia financiera en una institución pública creada por el presidente de la República que evaluó a lo largo de casi un año nuestra propuesta comercial y nuestra capacidad de repago y entendió que nosotros podíamos recibir ese crédito y pagarlo. A Mujica no le pedimos nada, nosotros lo que hicimos fue uso de una herramienta creada por este gobierno para fomentar la autogestión, para dar créditos de desarrollo. Ese crédito asciende a 360.000 dólares, no a 400.000, se va a pagar en cinco años a una tasa de interés del 4% en Unidades Indexadas con un período de gracia de seis meses. Nosotros pedimos plata, entre otras cosas, para llevar adelante la publicación que hoy en día estamos editando en el número siete.

EC – En la aclaración que ustedes han publicado hoy puntualizan que a los efectos del proyecto de la revista –porque cuando pidieron el préstamo la revista todavía no existía– la cifra que corresponde son 45.000 dólares.

MP – Sí, el préstamo lo pedimos no el mes pasado sino el 17 de octubre del año pasado, la revista salió en abril. Mujica se tiene que acordar porque el artículo más comentado del primer número fue una entrevista con él en la que hablaba de las relaciones entre la izquierda uruguaya y el peronismo argentino. La revista salió sin ese préstamo porque se demoró mucho. El análisis técnico estaba completado pero el proceso de autorización fue muy lento y recién el mes que viene nos vamos a juntar con esa plata. Hay una confusión extraña ahí, en realidad si la duda del presidente de la República está sustentada en esto, en nuestra fortaleza económica, me parece que es facilísimo de aclarar, porque tiene ahí al lado en la Torre Ejecutiva a los técnicos del Fondes que él mismo designó para que le aclaren cómo fue esta historia, para qué es esta plata. No sale 400.000 dólares una revista, por supuesto.

DO – Contestando la pregunta respecto a la importancia que tiene en nuestra estrategia financiera el Fondes, es una herramienta más. Nosotros textualmente informamos que La Diaria está en proceso de solicitud de un crédito de 360.000 dólares y mencionamos la posibilidad de que la otra cooperativa integrante del consorcio, Demos, pueda llegar a pedir asistencia de esta institución pública. Es un préstamo que hay que devolver y que hay que usar con responsabilidad, cosa que nosotros hicimos. Nuestro proceso de solicitud fue muy trabajado, fuimos la única propuesta que hasta ese entonces llegó por ventanilla, que no entró por Presidencia sino por la ventanilla de los técnicos del Fondes. Creemos en la importancia del avance de la autogestión como una forma de que los trabajadores podamos ser dueños de nuestro destino, y queremos que se nos trate con respeto. En ningún momento desde La Diaria pedimos favor a nadie, llegamos hasta acá gracias a nuestra capacidad.

EC – Para ir terminando, teóricamente la decisión del Poder Ejecutivo todavía no está tomada, lo que hay es un proyecto de resolución. En el plazo de diez días las empresas que quedaron afuera pueden presentar sus descargos, ustedes van a hacerlo. De todos modos, por la forma en que se expresó ayer el presidente Mujica dio la sensación de que no hay vuelta atrás.

MP – Yo creo que una de las virtudes que ha demostrado tener el presidente de la República, y que él mismo ha señalado entre sus virtudes más de una vez, es que tiene la capacidad de dar marcha atrás cuando se da cuenta de que se equivoca. En este proceso en particular hubo muchas idas y venidas. Recordemos que en principio se habló de otorgar tres canales nuevos además de los tres que pasan de televisión analógica a digital, que son los que ya están, porque no va a haber dos canales de televisión digital, va a haber cinco comerciales, el 4, el 10 y el 12 en formato digital más dos nuevos. Después el plazo del llamado se postergó, se dijo que se iba a hacer en una fecha y se decidió hacer en otra, después pasamos a dos canales, después para que los canales privados se presentaran –que era una cosa importante– se postergó nuevamente la recepción de proyectos. Ahora estamos en esta etapa, y más allá de que es la última no es dramático que si hay un error de apreciación del Ministerio se corrija, porque después las concesiones son por 15 años.

DO – El argumento del presidente es exclusivamente que nosotros no tenemos capacidad de sostener esto. La reunión que vamos a tener el lunes con el Poder Ejecutivo va a ser para informarle al ministro de Industria [Roberto Kreimerman] que tenemos un inversor interesado en ser nuestro socio para llevar adelante este emprendimiento. Si el argumento era ese, si la preocupación del presidente, el miedo que dice tener, era ese, va a estar resuelto, vamos a documentar nuestra capacidad de afrontar esta iniciativa que, repito, fue la primera en términos comunicacionales y comerciales.

Creemos fuertemente en la capacidad de revertir esta situación y en que esta es la forma de modificar el paisaje de la televisión uruguaya porque de lo contrario estaríamos defendiendo el statu quo. Si se sigue adelante con el proyecto de resolución que el MIEM redactó, la televisión uruguaya cambiaría muy poco porque se le otorga a los tres canales privados de facto un canal a cada uno, otro a Paco Casal y el otro a una productora muy próxima a los canales, que va a funcionar además en el estudio de Florencia De Feo. Nosotros significamos una amenaza para el statu quo de la televisión y creemos que si el Poder Ejecutivo está dispuesto a democratizar y a diversificar las voces que hoy en día llegan a la televisión uruguaya debería reconocer lo que este equipo técnico  le sugiere, y debería respetar ese orden de asignación.

Contenidos relacionados:
Informe de evaluación de la Comisión Honoraria Asesora Independiente sobre los proyectos presentados para operar canales de televisión digital comercial en Montevideo

Resolución de la Ursec sobre los proyectos presentados para operar canales de televisión digital comercial en Montevideo

Resolución del Ministerio de Industria, Energía y Minería sobre los proyectos elegidos para operar canales de televisión digital comercial en Montevideo

Comunicado del Consorcio Giro a la opinión pública

 

El Espectador, 27 de setiembre de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.