/ todo / Precisiones: carta del “intranquilo” Fasano Mertens en respuesta a La Diaria

Precisiones: carta del “intranquilo” Fasano Mertens en respuesta a La Diaria

Federico Fasano Mertens, exdirector del diario La República, remitió una carta pública a La Diaria en su calidad de postulante a recibir la concesión de un canal de TV digital en el proceso adjudicatario en curso. La incidencia responde a un entredicho anterior, donde el director del diario por suscripciones, Marcelo Pereira, desconsidera la existencia de una afectación a los derechos de Fasano por parte de la CHAI (Comisión Honoraria Asesora Independiente).

Sr. Director del periódico La Diaria

Marcelo Pereira

En la página 3 de la edición que diriges, bajo el título ‘’Tranquilo, Federico’’, informas a tus lectores que la CHAI (Comisión Honoraria Asesora Independiente) que tiene a su cargo calificar los 6 proyectos de televisión digital abierta, uno de los cuales  pertenece a La Diaria en competencia con el mío, no vetó mi proyecto ni en modo alguno resolvió que no podía competir por un canal de alta definición (HD) y sólo podía aspirar al canal estándar de imposible competencia.

Yo estoy muy tranquilo ahora, porque decidí no estar tranquilo y me opuse con las fuerzas a mi alcance, a una decisión que solo excluía a mi proyecto de la competencia, porque el diario El País, otro presunto perjudicado había jugado a dos puntas, con un proyecto exclusivo principal y un compartido accesorio, lo cual impedía que esa decisión ilegítima lo perjudicara.

Ahora que el error fue rectificado puedo responderte con tranquilidad.

Conociéndote no entiendo porqué informaste sobre esa errónea resolución de la manera en que lo hiciste, donde tus lectores pueden deducir que jamás se tomó esa discriminatoria decisión que solo perjudica a mi proyecto sobre las seis propuestas presentadas. Tanto del título como del contenido del artículo se deduce esta aseveración.

También me pregunto porqué no informaste a tus lectores que el 7 de agosto pasado y 48 horas después el 9 de agosto, la DINATEL me comunicó que a pedido de la CHAI se me informa que ‘’para el caso de canales asignados para su uso en forma compartida determinarán que las señales autorizadas deberán ser transmitidas únicamente en definición estándar’’.  Porqué no informaste que alguien, no se sabe quién, de los convocantes, había decidido que las solicitudes en modalidad compartida, no podían acceder a un canal de alta definición.

También me pregunto porqué, si la decisión nunca existió, yo recibí ayer una nueva notificación de la DINATEL afirmando que rectificaban esa extemporánea resolución, violatoria de las reglas del Llamado a interesados. ¿Sería, Marcelo, acaso, ésta omisión un exceso de tranquilidad de tu parte?

Tranquilidad que al parecer te llevó a no preguntarte, para satisfacer los derechos informativos de tus lectores, que si no fue la CHAI la autora de esa violación del pliego, ¿quién realmente fue quien adoptó esa decisión que solo perjudicaba a uno de los seis oferentes? Y además, también, ¿quién fue el que resolvió dar marcha atrás con la insensata discriminación? Porque el hecho existió aunque se ignore quién lo construyó y también quién lo destruyó.

En fin te conozco hace mucho tiempo y doy fe de tu probidad, así como de tu legítima aspiración de obtener un canal abierto para defender principios que comparto y que deseo puedas defenderlos ingresando en un terreno que fue cerrado a cal y canto para la izquierda uruguaya durante más de seis décadas.

Sin embargo creo que tú también estarías nervioso si te hubieran tocado vivir, en este histórico Llamado, las peripecias que protagonicé contra mi voluntad.

Fui el único de los 6 proponentes que fue obligado a presentarse a título personal, por una para mí, errónea interpretación del llamado que impide que los socios nominativos de una sociedad anónima puedan exhibir y puntuar sus antecedentes. Hice la consulta formal sobre el tema y se me respondió que era la sociedad anónima la que puntuaba antecedentes y no el socio nominativo, lo que me obligó a la presentación personal, con todos los inconvenientes operativos del caso.

Fui el único de los 6 proponentes que fue prejuzgado públicamente por una de las 10 organizaciones que integran la CHAI, el organismo que debe calificar mi proyecto.

Prejuzgamiento realizado en la audiencia pública donde esa organización de la CHAI afirmó que yo carecía de derecho alguno para presentarme al Llamado.  Y pese al tiempo transcurrido, aún no se me notificó qué resolvió la CHAI  sobre el prejuzgamiento de su integrante.

Y además fui el único de los 6 oferentes al que se le notifica que solo tiene derecho a pedir un canal estándar en la modalidad compartida, excluyéndome del canal de alta definición. La oportuna rectificación de esta decisión, no disminuye la irregularidad decidida por no se sabe quién.

Si a todos estos hechos se suma que aún no se me respondió mi pretensión de que, por razones de transparencia, se hicieran públicos los puntajes otorgados por cada una de las 10 organizaciones a los 6 proponentes en los 7 items puntuables, cuando la decisión debió comunicarse el martes 13 pasado al finalizar el plazo legal otorgado, bien puede entenderse que la tranquilidad brille por su ausencia.

¿Tú estarías tranquilo, Marcelo, si estos sucesos inexplicables te asaltaran una y otra vez en el curso de este transparente proceso destinado a instalar la democracia comunicacional en nuestro Uruguay?

No lo creo, aunque te sé un empedernido bebedor de té de tilo.

Con la consideración de siempre…

Federico Fasano Mertens,… el intranquilo.

 

LaRed21, 26 de agosto de 2013 – Federico Fasano

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.