/ El Observador / Oposición acusa al FA de ser un “régimen”

Oposición acusa al FA de ser un “régimen”

Diputados critican al gobierno y lo tildan de “antidemocrático” y de poner “una mordaza” con la nueva normativa de acceso a la información pública.

Representantes del Partido Nacional y del Partido Colorado acusaron al gobierno del Frente Amplio de ser un “régimen” y de tomar resoluciones “antidemocráticas”, al referirse este miércoles en el Parlamento al artículo 36 de la Rendición de Cuentas que modifica el alcance de la ley de Acceso a la Información Pública. La acusación realizada en sala generó molestia en los diputados de la izquierda que salieron al cruce de los calificativos.

El diputado blanco Pablo Abdala aludió durante su intervención en sala al “régimen” del Frente Amplio y dijo que “se pone un cerrojo para que no haya transparencia y no se pueda saber”. “Esa es el arma que están utilizando”, sostuvo. Señaló que la modificación normativa “daña la democracia”. “Yo no estoy calificando a las personas pero si a los hechos. Esas decisiones además de ilegales son absolutamente antidemocráticas”, dijo. “Acá hay que hablar de régimen y no de gobierno”, agregó.

De inmedianto el diputado socialista Roque Arregui pidió la palabra. “Yo no sé si el diputado midió las palabras o vio que había una cámara. Acá el único régimen es el régimen democrático. Si él no lo comparte, es problema de él”, dijo.

El representante de Vamos Uruguay, Juan Manuel Garino, compartió “totalmente las reflexiones” realizadas por Abdala, según dijo. “Se está poniendo una mordaza pero esto no es nuevo dentro de este gobierno. La norma vulnera el sistema democrático republicano que yo quiero defender”, afirmó.

En tanto, el diputado Felipe Michelini también reaccionó. “Se utiliza un término o un concepto que nos retrotrae a las década del 70, porque régimen es como se le decía a la dictadura en Argentina. No ayuda al debate esa línea de acusar a aquellos que hemos avanzado mucho por la transparencia”, dijo.

El diputado Carlos Gamou señaló que la restricción es para no perjudicar la competencia de empresas públicas como ANTEL, que compiten con otras multinacionales, o para no dar información del Ministerio del Interior que puedan beneficiar a delincuentes.

“Nadie le anda preguntando a Claro cuánto le pagan a Messi por hacer firuletes”, dijo sobre los cuestionamientos a los gastos en publicidad de ANTEL. “Esto no se va a utilizar con criterios de secretismo. Me parece que se está exagerando”, agregó Gamou.

La rendición crea una nueva excepción en la que el organismo estatal que reciba un pedido de acceso a la información sobre un asunto determinado podrá denegar la solicitud si esos datos están sujetos a “procedimientos de control, evaluación, investigación o deliberación”.

 

El Observador, 14 de agosto de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.