/ El Observador / PIT-CNT se postuló por un canal de TV pero aún no tiene proyecto

PIT-CNT se postuló por un canal de TV pero aún no tiene proyecto

El gobierno dio una prórroga de 10 días al llamado de la televisión comunitaria.

El PIT-CNT había definido hace más de un año participar del llamado para acceder a un canal de televisión digital comunitario en Montevideo. Quieren tener un espacio masivo para llegar de la forma más directa a los trabajadores. El tiempo pasó, el Poder Ejecutivo abrió los llamados, pero la agenda de conflictos y temas urgentes postergó la presentación de la central. Finalmente ayer a la mañana, los dirigentes de la central vieron que se terminaba el plazo a las 15 horas para entregar las propuestas, y ni siquiera habían comprado los pliegos, un requisito excluyente para postularse. De apuro, fueron con $ 1.000, adquirieron el documento y le pidieron al gobierno una prórroga para llevar su proyecto. El Ministerio de Industria accedió a estirar por 10 días el límite para recibir los documentos, por lo que el llamado se cierra ahora el jueves 1º de agosto a las 15 horas. Hasta ayer, ninguna organización además del PIT-CNT (que compareció como “Instituto Cuesta Duarte”) había comprado el pliego, por lo que la central sindical corre sola el camino para quedarse con uno de los dos canales digitales que el gobierno reservó para asignar a la televisión comunitaria.

La idea de tener un canal para darle voz a su mensaje parece claro, pero recién ayer se formó un grupo de trabajo que redactará la propuesta que deben presentar ante la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec), informó a El Observador el secretario Propaganda y Comunicación Institucional del PIT-CNT, Gabriel Molina. “En el plan y en la grilla estamos trabajando a partir de hoy (por ayer) con un grupo de compañeros”, aseguró el dirigente.

El proyecto de canal tampoco tiene nombre. Pretende financiarse con el dinero que aportan todas las organizaciones sindicales que forman parte de la central, así como del cobro de minutos de publicidad “como lo hace cualquier otro canal”, aseguró Molina.

El pliego de bases y condiciones  exige a los postulantes a un canal de televisión digital comunitario presentar documentos extensos sobre el objetivo, fundamento, financiación, estrategia de comunicación, etcétera. Requiere que los responsables demuestren su “solvencia moral”. Deben detallar las inversiones y los mecanismos de financiamiento, cuáles serán sus costos operativos y política de recursos humanos.

“La idea que nosotros tenemos es hacer un canal que de alguna forma rompa con todo lo que estamos acostumbrados a ver. El canal va a tener información, no solamente sindical, sino cultura e interés general, y un montón de aspectos que lo vamos a desarrollar en el correr del tiempo”, explicó Molina a El Observador.

Los proyectos serán analizados en el plazo de 30 días por una comisión honoraria. Al igual que en el caso del llamado de la televisión digital comercial, los canales comunitarios deberán comenzar a emitir como mínimo cuando se cumpla un año de la asignación.

 

El Observador, 23 de julio de 2013

 

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.