/ Portal 180 / Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual “garantiza” libertad de expresión

Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual “garantiza” libertad de expresión

El proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual “no es un proyecto de ley de medios” ya que “no pretende regular la prensa escrita ni los contenidos de los medios, ni intervenir en su línea editorial”, expresó la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier.

En una columna titulada “Hipocresía de mala calidad”, la presidenta del partido de gobierno negó que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) recientemente enviada al Parlamento sea una “ley mordaza”.

La LSCA “es un proyecto para proteger y garantizar la libertad de expresión” y “no es un proyecto para controlar o amordazar medios”, señala.

Xavier señaló que no se trata de un proyecto inconsulto ya que en 2010 el gobierno invitó “a todos los actores involucrados” para participar en su elaboración.

Además, dijo que el proyecto “peca de ser excesivamente garantista”, ya que incluye varias definiciones vinculadas a la libertad de expresión y el derecho a la información, para garantizar que todas las personas físicas o jurídicas tengan derecho a recibir, buscar y difundir información.

Se trata de un proyecto que busca “promover y garantizar la diversidad y el pluralismo en el sistema de medios”, “dar previsibilidad y certeza jurídica a los dueños y trabajadores de los medios” y “proteger y promover los derechos de las personas ante los medios”.

Señaló que “no es un proyecto para que gobierno intervenga en la línea editorial de los medios” ni para “condicionar previamente la información o las opiniones que se brinden” ni para “condicionar previamente la programación en base a la calidad o imparcialidad de las señales o programas”.

“El proyecto de Ley de SCA es una oportunidad para lograr un país más democrático, que tiene que ver con distribuir el poder y la palabra con más equidad; con la pluralidad, la inclusión y el derecho a la información y expresión. Supone un avance que el país necesita y creemos fundamental para el desarrollo del Uruguay, fortaleciendo su democracia”, concluye la columna.

“Abusos” de gobiernos anteriores

“Sabido es que tanto la dictadura cívico-militar como los gobiernos del Partido Colorado y el Partido Nacional entregaron emisoras y canales para premiar amigos y correligionarios. Esto no implica desconocer que algunos radiodifusores consiguieron sus permisos de buena fe, pero basta ver los nombres de las personas beneficiadas para darse cuenta que la gran mayoría tuvo un destino clientelístico”, señaló.

Según Xavier, entre 1984 y 1985 se entregaron 39 radios, “varias de ellas a miembros del Consejo de Estado y ex intendentes del régimen militar”.

“El Partido Nacional entregó 65 autorizaciones en su gobierno: 60 de ellas el último año de gobierno. La mayoría fueron otorgadas a empresarios amigos así como a dirigentes o simpatizantes blancos. En 1993 otorgó 3 licencias para TV cables de Montevideo, a los mismos dueños de los canales de TV abierta, aunque había 8 propuestas que cumplían con los requisitos que podían ampliar la competencia”, agrega.

El Partido Colorado, en tanto, “entregó 70 radios (entre marzo de 1995 y febrero de 2000); de ellas 36 un mes o días antes de dejar el gobierno”, escribió la ex legisladora.

“Los abusos en la administración de las concesiones de radiodifusión tienen como consecuencia el silenciamiento de voces disidentes y diversas, en desmedro de la pluralidad de informaciones y opiniones necesarias para la existencia de una sociedad libre y democrática”, expresó.

 

Portal 180, 23 de julio de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.