/ El Observador / El Plan Ceibal en la mira de los sindicalistas

El Plan Ceibal en la mira de los sindicalistas

En la filial de Durazno hay distintas posiciones al respecto: hay quienes quieren “apagar” el sistema y quienes solo quieren suspender el programa Gurí del plan. Buscan alternativas al paro.

El Plan Ceibal, uno de los emblemas educativos destacados por el Frente Amplio desde su implementación en el gobierno de Tabaré Vázquez, está en la mira de dirigentes sindicales que analizan “apagar” el sistema como medida de protesta en el marco de los reclamos por la Rendición de Cuentas.

“La posición que lleva Durazno (a la FUM) es que si no hay perspectivas de aumento, cortar con todo el `buque insignia` del actual gobierno, es decir, el programa de las Ceibalitas, el programa Gurí, el programa de la Plataforma Crea, la evaluación en línea 2”, dijo el dirigente sindical de la Asociación de Maestros de Durazno (Amad), Francisco Álvez, a El País.

“(Son) todas esas cosas que los maestros llevamos adelante y que el gobierno se luce mostrándolas. La posición nuestra es cortar”, agregó.

Entonces no puede ser que los “marineros de ese buque (los maestros) estemos ganando lo que ganamos y los funcionarios de las escuelas, que también trabajan para eso, estén ganando por debajo del sueldo mínimo nacional”, subrayó Álvez a El Observador.

Además, el dirigente señaló que no quieren hacer más paros “porque eso afecta el bolsillo del maestro”. “Entendemos que desde el punto de vista sindical cortar el sistema sería una medida de gran impacto”, insistió Álvez.

“Los maestros están viendo que el gobierno no da ninguna señal de aumentos significativos y que los paros por sí solos, si no son huelga, no sirven”, agregó. “Hasta ahora ambiente para huelga no hay, sí para un paro de 48 horas junto con Fenapes, pero nosotros no queremos porque el maestro no resiste más descuentos. En un sueldo bajo de $ 14.000 cada día de paro significan entre $ 700 y $ 800 pesos de descuento y eso le duele a los maestros, el 95% son mujeres y muchas de ellas son jefas de hogar”, señaló el dirigente.

La filial de Durazno ya planteó este medida en la mesa representativa de Río Negro y este sábado lo hará en la mesa representativa nacional de la FUM con el objetivo de que se adhieran a ella todas las filiales del país. “Nosotros planteamos volver al lápiz y al cuaderno, a la tiza y al pizarrón”, remató.

Sin embargo, Cristina Gutiérrez, dirigente de la filial Durazno de la Asociación de Maestros del Uruguay dijo esta mañana a radio Sarandí que esas “versiones son totalmente erróneas”.

“Lo del Ceibal nunca se planteó. Lo que sí se plantea es dejar de usar el programa Gurí, de control de asistencia. Es la opción en lugar de hacer paro”, manifestó.

Gutiérrez coincidió con Álvez en que el camino no es hacer paro, debido a los descuentos que estos traen consigo para los docentes. Pero explicó que “de la asamblea la propuesta que sale es dejar de trabajar con el programa Gurí, que controla las asistencias, y no hacer evaluaciones en línea hasta que se establezca una negociación y se llegue a un acuerdo”.

“Este es un sistema informático que ha hecho abandonar el papel. (Pero) los maestros sabemos que la ceibalita es sumamente útil. Esa información es errónea,  nunca se habló de dejar de usarla, simplemente el programa Gurí”, afirmó Gutiérrez.

 

El Observador, 17 de junio de 2013

 

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.