/ todo / Uruguay: Mujica envió un proyecto de ley de medios al Parlamento

Uruguay: Mujica envió un proyecto de ley de medios al Parlamento

Impide a las empresas telefónicas explotar ondas de radio o TV. Se creará un “ombudsman” de la audiencia.

El gobierno uruguayo envió ayer al Parlamento un proyecto de ley para regular los servicios de radio, televisión y otros de comunicación audiovisuales, con la meta de generar un “sistema de medios visuales armónico” y promover “contenidos nacionales de calidad”, informó la presidencia.

El proyecto de 183 artículos sostiene que la propuesta procura modernizar el sector y promover “la producción de contenidos nacionales de calidad, específicamente los programas dirigidos a la infancia y la adolescencia”. La norma establece límites a la concentración de medios (tres señales de radio o TV o seis de televisión para abonados), pero también impide a las empresas telefónicas explotar ondas de radio o televisión. Tampoco se podrán prestar servicios de televisión satelital para abonados y al mismo tiempo de radiodifusión abierta o para abonados mediante soporte físico. Las licencias serán cedidas por un plazo de 10 años para radio y 15 para televisión, que podrán ser renovadas por 10 años más.

El proyecto defiende el derecho a la libertad de expresión, prohíbe la censura previa o las “presiones directas o indirectas”, y afirma que se promoverá la independencia de los medios de comunicación.

La semana pasada, sectores del Frente Amplio ligados al vicepresidente Danilo Astori advirtieron que no aceptarían que la ley de medios fuera “a lo Argentina” y que no votarían ninguna regulación de contenidos. El texto que ayer se envió al Parlamento no incluye ninguna regulación de contenidos más que la asignación de minutos de publicidad electoral, 15 minutos diarios para campañas de bien público y la obligación de un porcentaje de producción nacional.

En cuanto a contenidos, al menos el 60% de la programación de los canales de televisión comerciales y públicos deberá ser de producción o coproducción nacional, sin contar la publicidad. También sostiene que al menos el 30% de esta programación nacional deberá ser realizada por productores independientes, que no podrán concentrar más del 40% de ese porcentaje en un mismo servicio.

Además, establece pautas para la emisión obligatoria de ficción televisiva o películas, programas de agenda cultural y educativos. La ley creará al “ombudsman” de la audiencia, obligará a los medios a tener y difundir un código de ética y a brindar parte de su programación acompañada de sistemas de subtitulado o lengua de señas.

El texto no regula en cambio los servicios de comunicación que utilicen Internet como plataforma de difusión. El proyecto responde “a la necesidad de Uruguay de adecuarse a los más altos estándares internacionales, siguiendo recomendaciones de la Unesco y de la preservación del valor cultural de los medios”. A lo largo de la iniciativa se considera como “elemento esencial” la creación de una nueva oficina regulatoria de la actividad audiovisual, con autonomía y potestades específicas, con la que se haga posible el “cumplimiento eficiente” de sus cometidos. El proyecto establece la creación de un “Consejo de Comunicación Audiovisual” con el objetivo de “proponer, implementar, monitorear y fiscalizar el cumplimiento de las políticas” vinculadas a los medios electrónicos, y a su vez se consagra, con rango legal, un ámbito de participación social.

 

Clarín, 22 de mayo de 2013

 

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.