/ todo / Teléfono descompuesto

Teléfono descompuesto

La Sociedad Interamericana de Prensa denunció a Canal 4 -y también al gobierno- “por un acto de censura previa contra Miguel Nogueira”.

Pese a las aclaraciones del comunicador Luis Alberto Carballo y la reunión entre las autoridades del Ministerio de Educación y la Asociación de Prensa Uruguaya, en torno a la nota “levantada” del periodista Miguel Nogueira en el programa Algo Contigo, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) decidió apuntar por igual al gobierno y Canal 4.

“La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció al gobierno uruguayo y a un canal privado de televisión por un acto de censura previa perpetrado esta semana contra el periodista Miguel Nogueira, quien fue recientemente cesado de la emisora estatal Televisión Nacional de Uruguay (TNU) donde co-conducía el programa ‘Poder Ciudadano'”, indica el comunicado.

“El lunes 29 de abril, Nogueira fue invitado a dar testimonio sobre su cese en TNU en el programa ‘Algo contigo’, de Canal 4. Cuando promediaba la grabación, que iba a ser emitida dos días después, una funcionaria del canal irrumpió en el estudio y ordenó suspenderla. ‘Nos llamaron de arriba; tenemos que cortar la nota. Llamaron del Ministerio de Educación y Cultura’, dijo la funcionaria. La grabación fue efectivamente suspendida y la entrevista a Nogueira nunca salió al aire”, continúa la narración de la SIP.

“El sindicato de periodistas APU emitió una declaración censurando tanto al gobierno como al canal por el acto de censura. Pero el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, deslindó toda responsabilidad de su Secretaría y resaltó el ‘firme compromiso’ de su Ministerio ‘con la libertad de prensa’. Sin embargo, tanto dirigentes del sindicato como el conductor del programa ‘Algo contigo’, Luis Alberto Carballo, afirmaron que sí existió una llamada a la dirección de Canal 4 de la emisora estatal TNU a raíz de la molestia de su directora, Virginia Martínez, por la presencia de un móvil del canal privado que procuraba entrevistarla mientras en estudios se reporteaba al periodista Nogueira”, agrega la SIP, que recuerda que “TNU es una ‘unidad ejecutora’ dependiente del Ministerio de Educación y Cultura, según su página oficial”.

“Aquí hubo un evidente acto de censura previa, en el que tuvieron participación directa funcionarios estatales y el canal privado que había invitado al periodista. Unos dicen que la presión sobre el canal privado provino del Ministerio de Educación y Cultura y otros que llegó desde el canal estatal, que depende de aquél”, declaró Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

“No sabemos cuál es la verdad, pero lo cierto es que, después de una manifestación estatal de molestia, el canal privado aceptó la presión y la entrevista no fue difundida. Es condenable tanto la presión oficial como la aceptación privada de esa presión”, dijo Paolillo, director del semanario uruguayo Búsqueda. Paolillo invitó al ministro Ehrlich a “investigar con más profundidad lo que sucedió a efectos de que no vuelva a ocurrir”.

Paolillo recordó que la Declaración de Chapultepec advierte que “las presiones”, la “censura previa” y “la creación de obstáculos al libre flujo informativo (…) se oponen directamente a la libertad de prensa”. Señaló, además, que la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión adoptada en octubre de 2000 por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA destaca que “la censura previa, interferencia o presión directa o indirecta sobre cualquier expresión, opinión o información difundida a través de cualquier medio de comunicación oral, escrito, artístico, visual o electrónico, debe estar prohibida por la ley” y que “las restricciones en la circulación libre de ideas y opiniones (…) violan el derecho a la libertad de expresión”.

Aclaraciones

El comunicador Luis Alberto Carballo había aclarado en su programa que la persona que llamó de Canal 5 lo hizo por la molestia de tener el móvil de Canal 4 dentro de TNU y que ni siquiera conocía la presencia de Nogueira en el programa.

El Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) se reunieron el pasado viernes para acercar posiciones luego de la denuncia hecha por el sindicato.

Luego del encuentro, el periodista y secretario general de APU Luis Curbelo explicó a Montevideo Portal que se produjo una especie de “teléfono descompuesto” que derivó en la acusación contra el ministerio, cuando la llamada a la producción había llegado desde Televisión Nacional Uruguay (TNU).

Según indicó Curbelo, “una funcionaria de marketing de TNU llamó por decisión propia a la producción del programa Algo Contigo, para pedir que se quitará el móvil que se encontraba en la puerta del canal y que incluso había entrado al edificio, generando algunos problemas con los funcionarios”. El pedido no fue aceptado por Algo Contigo, alegando que la movilera “tenía órdenes de no retirarse hasta tener la palabra de Virginia Martínez”, directora del canal.

Al no recibir una respuesta favorable, la funcionaria de TNU pidió comunicarse con la dirección de canal 4, adonde fue derivada. Allí planteó su inquietud a la secretaria de Hugo Romay. Según Curbelo, la llamada enojó a Romay, quien ordenó la suspensión del programa con el objetivo de evitar problemas con el MEC. Sin embargo, el malentendido se originó cuando la secretaria se presentó en el estudio en el que se grababa Algo Contigo para anunciar que la entrevista debía cancelarse “por órdenes de Romay” a raíz de una “llamada del MEC”.

El relato convenció a APU de que no existió una intención de censurar el contenido de la entrevista. En contrapartida, Curbelo aseguró que “lo que sí hubo fue una censura por parte de canal 4” y por eso el sindicato denunciará ahora esta situación. “En la reunión le pedimos al MEC que, así como nos habían convocado a nosotros, se convocará a canal 4 para que explique este hecho de censura”, afirmó Curbelo. El propio Ehrlich solicitó que APU enviara una nueva carta denunciando este hecho, de forma que el Ministerio pudiera enviarle la consulta al canal.

Curbelo también respaldó al periodista Nogueira, asegurando que él “no mintió” al denunciar ante APU la censura, dado que efectivamente escuchó que había existido una llamada desde el MEC.

El encuentro también sirvió para que el MEC invitara al sindicato de la prensa a participar de un ámbito de discusión sobre puntos relevantes en materia del ejercicio de la comunicación, como el pasaje al sistema de televisión digital, la existencia de un código de ética.

 

Montevideo Portal, 06 de mayo de 2013

 

Sigue la declaración de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)

http://www.sipiapa.org/1120465-rechazo-a-censura-previa-en-uruguay.html

 

Comments are disabled

Comments are closed.