/ El Observador / Ley de Medios: rezá o cavá trincheras

Ley de Medios: rezá o cavá trincheras

La oposición salió a cuestionar la ley de medios antes de saber qué es lo que dirá.

Cuando los gobiernos se meten a regular la información (un principio contenido en la Carta de los derechos del hombre), generalmente meten la pata. Eso es una cosa y otra muy distinta es que ante la decisión de hacerlo lo postergue con argumentos como los que está utilizando la oposición.

El blanco Jorge Larrañaga pidió un acuerdo en torno a esa ley porque en ella está en juego la calidad de la democracia. Eso es verdad, pero lo está tanto como la pobreza espiritual que se está generando en la Educación (¿a quién le importará la calidad de la información si seguimos así?), o los controles para que organizaciones criminales no jaqueen el Estado de Derecho, o que la pobreza extrema siga siendo cada vez más extrema.

Ninguna democracia tiene calidad si sus ciudadanos no tienen una salud y educación digna y grados de seguridad elementales. Medios libres, también, pero también; y si el gobierno ha legislado con sus mayorías en torno a la educación, la seguridad y la educación ¿por qué no habría de hacerlo en materia de medios?

El colorado Pedro Bordaberry pidió postergar esta ley de medios porque “estamos muy próximos a la campaña electoral”. Bordaberry es un político muy inteligente y a esta altura se tiene que haber dado cuenta de su patinada. ¡Estamos muy cerca de la campaña electoral! La oposición le está diciendo al gobierno que aún le quedan dos años para hacer cosas pero uno de los principales opositores dice que estamos muy cerca de la campaña electoral.

La frase de Bordaberry pinta en todo su esplendor el espíritu que reina en un político: siempre están cerca de la campaña electoral.

Ante argumentos como estos, lo que queda, si uno es creyente, es rezar para que a los asesores de Mujica los haya iluminado una luz divina y que la patinada no sea tan grande. Si no es creyente, por las dudas, cave trincheras. Porque al fin y al cabo, con o sin ley de Medios, ya sabemos más o menos quienes son los que dan pelea cuando hay que pelear y los que se aprietan al primer amague.

 

El Observador, 15 de mayo de 2013 – Gabriel Pereyra 

 

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.