/ todo / Ley de medios: Mujica niega que se trate de “ley mordaza”

Ley de medios: Mujica niega que se trate de “ley mordaza”

El presidente José Mujica dijo sentirse “alelado” ante las críticas que políticos y analistas hicieron del proyecto de ley de medios audiovisuales sin conocerlo.

El mandatario defendió la iniciativa de 170 artículos que el Poder Ejecutivo enviará en las próximas horas al Parlamento y dijo que no se trata de una “ley mordaza”.

Precisó que se establecen plazos para las licencias de frecuencias que son razonables y que permitirán recuperar la inversión.

Mujica resaltó que no habrá regulación de contenidos y que se asegurará que un tercio del espectro se adjudique a medios sin fines de lucro.

Indicó que en el ámbito público el sistema de radio y televisión será dirigido por un organismo independiente del gobierno, que tendrá el aval parlamentario.

La ley de medios audiovisuales no es una “ley mordaza”, destacó el mandatario:

“Esta a leguas de cualquier cosa que pueda parecer una ley mordaza, procura establecer derechos y obligaciones claras y precisas, procedimientos transparentes y respetuosos del debido proceso”.

El presidente se refirió a uno de los aspectos delicados del proyecto como es el plazo de las concesiones:

“Trata de que el otorgamiento de permisos para el uso de frecuencias por un tiempo sea lo suficientemente largo como para que se pueda desarrollar cualquier proyecto de comunicación y recuperar la inversión y lograr un margen eventual de rentabilidad, procura que mientras se usa la frecuencia aparezcan exigencias con nuevos requerimientos que están ausentes de la ley”.

Mujica aseguró que no se afectará bajo ninguna circunstancia la libertad de expresión:

“No se tomarán decisiones que afecten el ejercicio de la libertad de expresión por la línea editorial que se tenga. Cada recomendación esta contemplado en el marco normativo general uruguayo y en esta ley que se remite al parlamento. Trata de garantizar la libertad y pluralismo, buscando habilitar el acceso equitativo a los medios y trata de limitar la formación de monopolios y oligopolios”.

Agregó que no habrá regulación de los contenidos:

“No incluye regulación de contenidos como exigencia previa de imparcialidad. Impulsa la sensata autorregulación sin imponer códigos de ética que surjan desde el estado, prohíbe que cualquier mecanismo de censura previa o de presiones directas o indirectas sobre los medios y sus trabajadores por parte de cualquier autoridad reguladora. Trata de impedir el uso del poder del estado como forma de privilegiar o castigar en base a determinada línea, expresa un tácito reconocimiento a la libertad de titular y seleccionar programación”.

Luego abordó la forma en que se harán las adjudicaciones:

“La ley trata de prohibir el uso discriminatorio de mecanismos de otorgamiento, revocación o renovación de autorizaciones en función de la línea informativa o editoriales. Brinda previsibilidad y certeza jurídica para todos los operadores tratando de crear transparencia en esa regulación con definiciones claras de las reglas. Hay plazos razonables a las autorizaciones frente a esa incertidumbre que frecuentemente aparece como precaria y revocable, esto es un progreso sustantivo”.

El sector comunitario estará representado en el espectro radioeléctrico:

“Hay un reconocimiento expreso, no se discrimina al sector comunitario, se establece una reserva de un tercio del espectro para iniciativas sin fines de lucro”, expresó Mujica.

Se creará en el sector público de radio y televisión un organismo director que será independiente del Gobierno, y que tendrá el aval parlamentario:

“Se define que haya una regulación dentro del sistema nacional de radio y televisión de Uruguay que estará dirigido por un organismo independiente del Gobierno que precisa un aval parlamentario. El organismo será independiente del Gobierno y de intereses económicos, elegido por mayorías parlamentarias y con rendición de cuentas, defendiendo los derechos de las personas reconocido en la ley”.

Por último Mujica explicó los motivos por los que el año pasado había dicho que si le llegaba un proyecto en la materia lo tiraba a la papelera:

“Hace más de un año y medio cuando se empezaron a reunir algunos técnicos en el ministerio correspondiente y empezaron a  hacer borradores hubo un verdadero bombardeo de prensa de trascendidos, nosotros ni noticias en Presidencia teníamos de lo que se estaba discutiendo. Nos cayó muy mal que los términos fermentales del debate surgieran para afuera estableciendo toda clase de juicios sin que tuviéramos idea los que teníamos que firmar. Fue por eso que dijimos que si teníamos algún proyecto lo íbamos a tirar a la papelera”, dijo Mujica.

“Seguramente por exceso de confianza en los comentarios se estaba creando una atmósfera negativa para la consideración de este proyecto que es importante porque el país necesita actualizarse”, sentenció.

 

El Espectador, 17 de mayo de 2013

 

 

Comments are disabled

Comments are closed.