/ todo / La verdad está en el medio

La verdad está en el medio

El presidente José Mujica criticó a quienes fustigaron la ley de servicios audiovisuales antes de conocer “ni siquiera los titulares”. “Está a leguas de cualquier cosa que pueda parecer una ley mordaza”, dijo, y explicó por qué afirmó que tiraría una ley de medios a la papelera. “No es tarea del gobierno decir qué es bueno o malo”, dijo.

José Mujica dedicó su audición radial de M24 a hablar sobre la ley de servicios de comunicación audiovisual que será puesta a discusión en el Parlamento a la brevedad.

En primer lugar, criticó a quienes hablaron sobre el proyecto sin tener conocimiento de sus contenidos y que la compararon con la ley de medios que se discute en Argentina.

“Antes de enviar al Parlamento y por lo tanto colocar en conocimiento público un proyecto de ley que tiene que ver con los servicios de comunicación audiovisual, mucho antes de tener el texto, de poder leerlo, surgieron notables análisis críticos por algunos analistas políticos que a uno lo dejan francamente sorprendido. Y no es el único caso. Ha pasado con otros, se reitera. Y realmente es para quedarnos impresionados por la enorme capacidad de hablar, razonar y fundamentar en contra de algo que no se conoce, de lo que ni siquiera tienen los titulares”, criticó.

Según Mujica, este proyecto de ley “no es ni pretende ser un desiderátum, es una ley que tiene muchísimos artículos pero que recoge las orientaciones generales que surgen de la comisión interamericana de derechos humanos sobre esta materia”. “Está a leguas de cualquier cosa que pueda parecer una ley mordaza ni mucho menos. Procura establecer derechos y obligaciones claras, precisas, procura contemplar procedimientos transparentes y respetuosos. Trata de que el otorgamiento de permiso para el uso de frecuencias sea lo suficientemente largo, tenga plazos para que se pueda desarrollar cualquier proyecto de comunicación, y para que se pueda recuperar la inversión y lograr un margen eventual de rentabilidad”, aseveró.

Detalles

La ley procura que “mientras se está usando la frecuencia no aparezcan exigencias con nuevos requerimientos que están ausentes de la ley”. “Esto es dar seguridad, previsibilidad. No se tomarán decisiones que afecten el ejercicio de la libertad de expresión por razones de línea editorial. Cada una de las recomendaciones está contemplada en el marco normativo general uruguayo”, afirmó el presidente.

“Trata de garantizar la libertad y pluralismo en el sistema de medios, intentando facilitar el acceso equitativo a medios audiovisuales y trata de limitar la formación de monopolios y oligopolios. No incluye regulación de contenidos con exigencias previas de imparcialidad o veracidad. Impulsa la sensata auto regulación, sin imponer códigos de ética que surjan desde el Estado”, agregó Mujica.

La ley “prohíbe cualquier mecanismo de censura previa o presiones directas e indirectas sobre los medios por parte de cualquier autoridad reguladora”. “Trata de prohibir el uso del poder y recursos económicos como forma de privilegiar o castigar los medios en función de sus líneas informativas y editoriales”.

Se incluye la libre selección y determinación de la programación. Trata de prohibir el uso de autorizaciones, revocaciones o anulaciones en función de la línea informativa de los medios. Brinda certeza jurídica para todos los operadores “tratando de crear transparencia en esa regulación, con definiciones claras de las reglas”, expresó el mandatario.

Entre otros detalles (son 170 artículos) se establece “una reserva de un tercio del espectro para iniciativas sin fines de lucro”. Se definen medios públicos, no gubernamentales, dentro de un sistema de radio y televisión del Uruguay, dirigido por un organismo independiente del gobierno que necesita aval parlamentario.

A su vez, se intenta crear la “figura de un ombudsman para la defensa de las personas, que estará designada por mayoría especial en el Parlamento”.

El presidente anunció que va a haber “amplio control ciudadano de todos los procesos de renovación de autorizaciones, con organismos consultivos de participación plural”.

Papelera

El presidente aclaró después por qué dijo en el 2010 que si le presentaban una ley de medios lo iba a tirar a la papelera.

“Hubo un bombardeo de trascendidos de prensa sobre esto hace tiempo. Nosotros ni idea teníamos lo que se estaba discutiendo. Nos cayó muy mal que los términos de discusiones surgieran hacia afuera, estableciendo toda clase de juicios sin que tuviéramos la más mínima idea los que en última instancia debíamos poner la firma. Fue por eso que dijimos que si venía algún proyecto lo íbamos a tirar a la papelera, porque los procedimientos de conversaciones laterales que se estaban originando, por exceso de confianza en los comentarios, estaban creando una atmósfera negativa para la consideración de este proyecto, que es importante, porque el país precisa una verdadera actualización con los cambios tecnológicos”, agregó.

El mandatario recordó las veces en que habló de esta ley en su espacio radial, aclarando que el proyecto “no pretende regular los medios”. “La prensa hace rato que está regulada en el Código Penal y nadie piensa en tocar eso, Intentamos trabajar sobre los servicios audiovisuales. Mo hay interés en que se regulen los contenidos de los informativos. No es una cuestión de regular contenidos. No es que este gobierno diga lo que es bueno o malo, lo que es la calidad y lo que no es. No nos corresponde ese papel”, señaló.

“Volvíamos sobre este tema señalando que no es un proyecto de ley para amordazar a los periodistas. Va a tratar de dar certeza jurídica a los operadores en algunos terrenos movedizos, y para garantizar más libertad de expresión para los medios y las personas. No es una tentativa de acallar a los dueños de los medios, pero les plantea que tengan obligaciones y responsabilidades para con la sociedad. Debemos discutirlo en profundidad, hacer los cambios que haya que hacer. Ningún ámbito es más adecuado y trascendente para la discusión que el Parlamento. Como tal nos parece que siendo un proyecto no deja de ser una iniciativa que puede modificar y mejorar el Parlamento”, agregó Mujica.

Finalmente, reiteró que “no hay que salir a criticar lo que no se conoce”. “Ello crea una sensación de irresponsabilidad. No se puede tener decisiones antes de conocer un asunto, pero si nos despojamos de toda pasión, tal vez podamos en el tiempo venidero encontrar el camino de una buena ley que ayude en este frente tan delicado”.

 

Montevideo Portal, 17 de mayo de 2013

 

Comments are disabled

Comments are closed.